Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El aumento de medidores digitales de agua impulsa una nueva forma de gestión de datos

  • Infraestructura

contadores - agua

La digitalización está avanzando rápidamente en la industria de suministros básicos, como el agua, y se espera que para 2026 haya 400 millones de medidores inteligentes, solo en este ámbito. Esto generará una ingente cantidad de datos que deben ser gestionados, lo que supone un gran reto para las empresas del sector, que están abordando el problema a través de nuevas estrategias.

Muchos gobiernos están apostando por la digitalización de los servicios básicos de luz, gas y agua, impulsando la introducción de nuevos medidores digitales en las organizaciones implicadas en la distribución y suministro al cliente final. Con la llegada de las tecnologías IoT, las estrategias de digitalización del sector están alcanzando un nivel de desarrollo muy avanzado, y los expertos destacan que esto generará nuevos retos en materia de gestión de todos los datos generados por estos dispositivos.

Según una investigación reciente de ABI Research, para 2026 habrá una base instalada de 400 millones de medidores inteligentes de agua en todo el mundo, lo que supone un gran crecimiento para el mercado de este tipo de tecnologías. Pero, además, esto tiene unas implicaciones importantes en el ámbito de la infraestructura TI subyacente, ya que las organizaciones dedicadas al suministro de agua deberán gestionar una cantidad de datos enorme.

Estos nuevos medidores inteligentes servirán tanto para mejorar la gestión de los recursos a nivel nacional como para calcular con exactitud el consumo de los clientes finales. Y aportarán nuevos niveles de inteligencia de negocio para detectar tendencias y patrones de consumo, que permitirán realizar predicciones muy útiles. Así, se podrán anticipar mejor los problemas de suministro, lo que permitirá a los gobiernos gestionar los recursos hídricos de forma más eficiente.

Pero, para ello, se debe recurrir a sistemas de gestión de datos de medidores (MDM),que son la mejor forma de convertir los datos que generan estos dispositivos en información útil y práctica. Según señaló en su informe Harriet Sumnall, analista de investigación de ABI Research, “Al igual que en el sector de la energía, las plataformas MDM juegan un papel clave en el uso eficiente de un medidor inteligente. Es vital para las empresas de servicios de agua extraer los datos más útiles de los medidores de agua inteligentes, ya que así se reduce el desperdicio de agua por fugas, y el agua clasificada como agua sin ingresos”.

Aunque los expertos señalan que los MDM de energía no son necesariamente adecuados para el sector del agua, ya que este recurso requiere unas capacidades específicas en materia de escalabilidad y facilidad para la integración con los sistemas de Infraestructura Automática de Medidores (AMI). El trabajo conjunto de estas tecnologías permite ofrecer una mayor fiabilidad en la facturación a los clientes, a la vez que ayuda a localizar con mayor precisión las posibles pérdidas de un recurso tan valioso como es el agua.

Las necesidades particulares de este segmento de suministros básicos configurarán un mercado propio de medidores inteligentes y de sistemas de gestión enfocados a este campo, que crecerá con fuerza en los próximos años. Según ABI Research, en 1028 la región de APAC representó el 42% de la base total de dispositivos instalados, seguida por Europa y Norteamérica. Y países China, India, Japón y Corea del Sur tienen un enorme potencial en este mercado, por lo que los expertos creen que seguirán siendo los motores más importantes del mercado de sistemas de gestión de datos de medidores inteligentes.

Aunque también pronostican que Europa podría emerger como el mercado de más rápido crecimiento durante los próximos 8 años, debido a la rápida expansión prevista de la red regional LPWA, que elevará la demanda de plataformas MDM. Y muy especialmente aquellas diseñadas específicamente para trabajar con los nuevos medidores digitales inteligentes de consumo de agua, un segmento en el que los proveedores deberán esforzarse para seguir siendo competitivos.