El mercado de telecomunicaciones cambia de enfoque hacia una resegmentación y desglobalización

  • Infraestructura

torres Telxius

Durante mucho tiempo las empresas de telecomunicaciones han tratado de expandir su negocio a todo el mundo, pero ahora muchas están desprendiéndose de activos para reducir su alcance, lo que está impulsando una resegmentación del sector. Su objetivo es centrarse en los servicios fijos, móviles y de valor añadido para las empresas de ámbito nacional y regional, destinando más recursos al progreso tecnológico para ganar competitividad.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

La interconexión
omnipresente
 Leer 

El mercado de las telecomunicaciones está viviendo grandes cambios, y muchas empresas que antes luchaban para expandir su negocio a nivel internacional están cambiando de estrategia, deshaciéndose de activos en el extranjero para apuntalar su negocio local y regional. El avance de las nuevas tecnologías y la diversificación de servicios empresariales están obligando a muchas a realizar fuertes inversiones en el desarrollo y la combinación de nuevos servicios fijos, móviles y de valor añadido para las empresas. Como explican los expertos de GlobalData, el target más importante son las PYMEs, que se han convertido en uno de los principales motores económicos para la mayoría de proveedores de telecomunicaciones.

Por su parte, las grandes multinacionales se ven más forzadas a contar con servicios de proveedores de telecomunicaciones de ámbito más global, y tienen una capacidad más limitada para escoger y muchas dificultades para cambiar. Para lograrlo, muchas están recurriendo a proveedores de servicios inteligentes, que actúan como intermediarios entre la organización y los servicios de terceros a nivel más local, pero que asimismo garantizan la propiedad de la relación con el cliente.

En cambio, las empresas de telecomunicaciones que se enfocan en otro tipo de clientes están optando por reducir sus ambiciones internacionales y por segmentar y reorientar sus soluciones hacia sus clientes objetivo. Robert Pritchard, analista senior de GlobalData, explica que se ha visto “un claro ejemplo de este cambio en la industria cuando British Telecom redujo sus ambiciones internacionales vendiendo sus activos en el país fuera del Reino Unido. Además, Deutsche Telekom ha desarrollado una estrategia híbrida de corporaciones multinacionales (MNC) regionales y superglobales para su unidad de negocio empresarial T-Systems”.

Afirma que muchos proveedores de servicios empresariales están profundizando en los mercados nacionales y regionales individuales para mitigar los problemas que se están produciendo en el comercio global. Aunque todavía quedan algunas empresas del sector que no renuncian a sus ambiciones internacionales, como NTT y Orange Business Services. Lo miso ocurre con otras grandes compañías tecnológicas que operan de alguna forma en el mercado de telecomunicaciones, como los gigantes de la nube AWS, Microsoft y Google o los de infraestructura digital como Equinix, que continúan expandiéndose a nivel global.

Como explica Pritchard, los clientes globales se han visto tradicionalmente com los más atractivos para los proveedores de telecomunicaciones, pero, “cuando se reduce a los aspectos prácticos de la estrategia de marketing y las ganancias, el segmento de las pymes es en realidad el más atractivo”. Y señala que este segmento de clientes tan amplio y diverso “ofrece la mejor oportunidad para ganar nuevos clientes, proporciona potencialmente los mejores márgenes y un crecimiento orgánico, pero se está volviendo cada vez más competitivo”.