Los CSP necesitan replantear su enfoque de servicios 5G empresariales

  • Infraestructura

5G redes movil

Desde el año pasado se ha reducido el volumen de solicitudes de licencias para construir redes privadas 5G, y por ahora muchos de estos proyectos no responden a las necesidades reales de las empresas que demandan esta tecnología. Según los expertos, esto es una señal de que la industria de telecomunicaciones necesita replantearse su estrategia en torno a los usos empresariales de 5G, o perderá la oportunidad de crear un negocio con futuro.

Desde que se publicaron sus especificaciones, la tecnología 5G ha generado gran expectación en el sector empresarial y especialmente en la industria, y en estos años han surgido muchas ideas sobre cómo estas nuevas redes móviles pueden proporcionar soluciones innovadoras a través de redes móviles privadas. Muchas empresas están interesadas en utilizar redes 5G privadas para diferentes aplicaciones, pero los proveedores de telecomunicaciones todavía no ofrecen lo que necesitan, y las solicitudes de licencias para redes 5G privadas son cada vez menores.

Según una investigación realizada por ABI Research, actualmente solo se han hecho públicas 290 implementaciones de redes 5G privadas, y cada vez hay menos solicitudes. En el mercado chino, el que tiene más potencial a nivel mundial, se estima que hay varios cientos de implementaciones de redes 5G privadas, pero solo se han hecho públicas 40. En Alemania, otro de los puntos calientes en el despliegue de este tipo de redes, se han concedido hasta ahora 146 licencias de este tipo, y otros países de la región se encuentran muy por detrás. Este país es un ejemplo de cómo se está enfocando mal el negocio de redes 5G privadas, ya que en la segunda mitad del año pasado se presentaron más de 80 solicitudes, y en el segundo trimestre de este año solo ha habido 20 más.

Los expertos afirman que la pérdida de interés en las redes móviles privadas es una clara señal de que las empresas de telecomunicaciones europeas no están aprovechando la oportunidad, y deberían replantearse su estrategia sobre los servicios 5G empresariales, o perderán la oportunidad de liderar este negocio. Para apoyar esta afirmación se basan en que gran parte de las implementaciones privadas de 5G en China se relacionan directamente con casos de uso empresariales reales, motivados por la demanda. Mientras tanto, en Alemania y en otros países europeos las redes 5G privadas están construidas por integradores de sistemas o proveedores de soluciones de automatización de fábrica. Pero su objetivo es mostrar las capacidades 5G y probar soluciones que posteriormente integrarán en sus productos y servicios, y no están atendiendo a las necesidades reales de los clientes.

Leo Gergs, analista senior de redes privadas y conectividad empresarial en ABI Research, explica que “la mayoría de las implementaciones de redes privadas en Alemania se basan esencialmente en las ventas y solo unas pocas implementaciones se utilizan realmente para mejorar los flujos de trabajo y las operaciones empresariales. El hecho de que estas actividades impulsadas por las ventas dominen el número de redes privadas en Alemania es otra señal de advertencia de que la 5G empresarial todavía tiene un largo camino por recorrer”.

Explica que las empresas están esperando que alguien les ofrezca las soluciones que prometían las redes privadas 5G desde hace tres años. Si no pueden obtenerla a través de esta tecnología buscarán alternativas a sus necesidades y se perderá la oportunidad de construir un ecosistema de servicios basado en redes 5G privadas. Gergs afirma que “a medida que estas empresas se dan cuenta de que el soporte total para URLLc y las redes sensibles al tiempo aún tardarán años en madurar, se están volviendo cada vez más impacientes y comienzan a buscar alternativas tecnológicas”.

Está convencido de que la industria de telecomunicaciones debe actuar ahora, adoptando iniciativas de liberalización del espectro y considerando modelos de negocio comerciales más flexibles, que permitan abordar los requisitos empresariales, cada vez más heterogéneos. En sus palabras, “la industria de las telecomunicaciones debe darse cuenta de que la propuesta de valor para la 5G empresarial no radica en la tecnología como tal, sino en las aplicaciones que permite. Después de todo, a ninguna empresa le importa si implementan 4G o 5G en sus instalaciones, siempre que la tecnología resuelva sus puntos débiles”.

Los expertos creen que las iniciativas de liberalización del espectro permiten a las empresas obtener licencias o compartir el espectro de las redes 5G sin tener que pasar por un operador móvil tradicional, y esto puede estimular la creación de un ecosistema viable de redes 5G privadas, y ya se está viendo un avance en este sentido por parte de los reguladores. Aunque Gergs señala que “los reguladores solo pueden hacer una parte del trabajo. Ahora depende de los CSP, los proveedores de infraestructura, los fabricantes de conjuntos de chips y los integradores de sistemas aceptar su responsabilidad y cumplir con lo que se les ha prometido a las empresas desde el principio”.