Nuevas inversiones impulsan el mercado de infraestructura privada LTE/5G

  • Infraestructura

5G

El mercado de infraestructura privada LTE/5G está expandiéndose de forma paralela a las nuevas redes móviles públicas, y los expertos creen que en los próximos cuatro años se acelerarán las inversiones. Esto se debe a que cada vez más organizaciones demandan infraestructura dedicada para construir sus propias redes de comunicaciones de nueva generación, independientes de las redes públicas o compartidas con terceros.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las redes privadas 5G permiten la transformación digital empresarial Leer

Las infraestructuras privadas de red celular permiten transportar el tráfico nativo de una organización al margen de los recursos compartidos por terceros. Esto permite garantizar el ancho de banda y el rendimiento de los flujos de datos, algo fundamental para las organizaciones de misión crítica, que se rigen por estándares estrictos. La importancia de esta independencia es cada vez mayor, lo que está impulsando el gasto en infraestructura LTE/5G, una tendencia que continuará en los próximos cuatro años.

Según las estimaciones de IDC, entre 2019 y 2024 el mercado de infraestructura privada LTE/5G va a crecer a una CAGR del 43,4%, pasando de los 945 millones de dólares de 2019 a una estimación de 5.700 millones para final del período. Este mercado incluye el gasto agregado en infraestructura de transporte, núcleo y RAN, que dan servicio a través de un espectro de radiofrecuencias dedicado (con licencia, sin licencia o compartido), infraestructura dedicada y dispositivos privados integrados con identificadores SIM únicos.

En palabras de Patrick Filkins, analista senior de investigación de IoT e infraestructura de redes móviles, en IDC, “la infraestructura LTE privada ya es utilizada por verticales selectas en todo el mundo para resolver desafíos de redes de misión crítica. Sin embargo, la barrera al consumo se ha mantenido alta, lo que limita la adopción a las organizaciones que poseen competencia interna y acceso a espectro dedicado. Con más espectro disponible para usos empresariales, coincidiendo con la llegada del 5G comercial, ha crecido el interés por usar soluciones LTE/5G privadas como base para la conectividad en una multitud de organizaciones empresariales tradicionales, industriales y de misión crítica”.

Esto ha llevado a este gran crecimiento en la implementación de tecnologías de red basadas en LTE privado, que actualmente son la norma. Posteriormente, a medida que las tecnologías de quinta generación se generalicen, se producirá una mayor expansión de las tecnologías 5G nativas. Según IDC, la oportunidad de mercado que se genera a causa de esta mayor demanda de muchas de estas verticales se puede clasificar en tres segmentos, que son el de misión crítica, el industrial y el de Empresa tradicional, o ‘Business-Critical’.

IDC destaca que el primer segmento, de misión crítica, requiere una conectividad siempre activa, direccionable mediante redundancia y recursos dedicados, y también necesitan conectividad en sitios móviles. Además, no se pueden permitir pérdidas de conectividad, que ocasionarían importantes pérdidas comerciales o problemas operacionales graves. Esto hace que su inversión en infraestructuras de redes privadas vaya a crecer con solidez en los próximos años.

En segmento industrial, por su parte, se enfoca especialmente en las tecnologías que permiten la automatización de las fábricas y la adopción de tecnologías y procesos para la industria 4.0. Esto incluye las comunicaciones de baja latencia de alta capacidad y confiabilidad (5G URLLC), incluso con redes sensibles al tiempo (TSN). Finalmente, el segmento de ‘Business-Critical’ consta de verticales que requieren redes inalámbricas deterministas, más allá del WiFi tradicional, en las que la redundancia y la automatización no son tan importantes, pero donde la pérdida de conectividad también puede ocasionar pérdidas de ingresos.