Redes celulares privadas para sostener el crecimiento de servicios basados en 5G

  • Infraestructura

5G

En los próximos años la tecnología 5G revelará su verdadero potencial para proporcionar nuevos servicios de uso comercial, más allá de las comunicaciones personales. Esto dará lugar a un nuevo ecosistema de redes celulares privadas que, para el año 2030 podrían alcanzar un valor de más de 64.000 millones de dólares.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

A pesar de que 4G prometía dar vida a nuevos casos de uso comerciales, más allá de los smartphones de uso personal, a medida que se establecían las nuevas redes 4G los requisitos de las aplicaciones digitales crecieron más de lo previsto. Esto hizo que la mayoría de organizaciones interesadas en utilizar sistemas inalámbricos optasen por otras tecnologías, ya que solo las versiones más evolucionadas de LTE podrían soportar los requisitos de las comunicaciones de baja latencia.

Pero hasta este año los operadores móviles no han evolucionado sus infraestructuras para habilitar las capacidades de LTE, y justo ahora van a lanzar las nuevas redes 5G, que sí suponen un salto cualitativo importante desde su primera iteración. Por ello, los expertos están convencidos de que la tecnología 5G será la que, por primera vez, permitirá auténticos casos de uso comerciales en la industria. Hasta tal punto que se va a generar un nuevo mercado de redes 5G privadas, que tiene el potencial de alcanzar un gran volumen de mercado de cara a los próximos años.

Concretamente, los expertos de ABI Research pronostican que la implementación de estas redes privadas basadas en 5G en el ámbito empresarial podrían generar unos ingresos de más de 64.000 millones de dólares para el año 2030. Creen que para entonces las grandes empresas (con ingresos de más de 1.000 millones de dólares) representarán el 50% de los ingresos de redes privadas, mientras que las compañías con ingresos anuales de entre 250 y 1.000 millones acapararán otro 40%, aunque se espera que incrementen su cuota para después de este período.

Para Leo Gergs, analista de investigación de mercados 5G en ABI Research, “estos números subrayan el enorme impulso que vemos para las redes celulares privadas como un habilitador clave para la digitalización empresarial. Dado que las empresas requieren soluciones de implementación altamente personalizadas, que incluyen redes deterministas y sensibles al tiempo y se rigen por regulaciones estrictas con respecto a la protección de datos y la integridad de la red, la implementación de una red celular privada será su primera opción”.

Además, en su investigación revelan que 3 de cada 5 fabricantes prefieren que su red privada sea gestionada y operada por un tercero, lo que anticipa un gran negocio potencial para los proveedores de telecomunicaciones y redes privadas de uso empresarial.

Aunque, en opinión de Gergs, existen barreras que lastran la adopción masiva de estas redes, como los elevados costes que supone su implementación. Cree que “para reducir esta barrera y promover las implementaciones de redes celulares empresariales, la industria de las telecomunicaciones debe despedirse de los modelos comerciales intensivos en CAPEX y desarrollar ofertas basadas en OPEX. Cualquier oferta de este tipo debe adoptar un enfoque basado en servicios para brindar a la empresa la seguridad de pagar solo por los servicios que realmente necesitan. Como resultado, la industria de las telecomunicaciones debe estar preparada para sacrificar las ganancias a corto plazo por la tremenda oportunidad que la telefonía celular privada en el dominio de las verticales empresariales desbloqueará a largo plazo”.