Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los mercados emergentes no se quedan atrás en la implementación de 5G

  • Infraestructura

5G redes movil

A pesar de que en muchos países emergentes las redes 4G todavía no se han expandido lo suficiente, la implementación de 5G está siguiendo un ritmo muy similar al de otros países. Según los expertos, se espera que en la próxima década el número de suscriptores de 5G crecerá a una tasa interanual del 26%, solo un poco más baja que la tasa global.

Recomendados: 

La persistencia del ransomware Webinar

La era de la conectividad: SD-WAN, 5G, Wifi, networking, redes seguras... Leer 

Históricamente, la adopción de cada generación de redes móviles ha seguido un patrón y un ritmo diferente en cada región, distinguiéndose claramente las economías fuertes de las emergentes. Pero, según los expertos, la tecnología 5G va a expandirse de forma muy similar en todo el mundo, impulsada por una demanda creciente, tanto de los consumidores como de las empresas, que ven grandes posibilidades en las nuevas redes de banda ancha móvil.

La última investigación realizada por los expertos de ABI Research pronostica que en la próxima década la demanda de suscriptores 5G aumentará a una tasa de crecimiento interanual compuesta del 26% en las economías emergentes. Esto se acerca mucho a la CAGR del 28% que se prevé para el mercado global entre 2020 y 2030. Como explica Miguel Castañeda, analista de la industria en esta firma de investigación, “el ritmo del despliegue de 5G en los mercados emergentes se acelerará mediante una combinación de habilitación regulatoria, tecnologías habilitadoras, como la informática de borde y OpenRAN (ORAN), y los casos de uso más amplios que presenta 5G”.

Aunque el informe también recoge las dificultades a las que se enfrenta el despliegue de 5G en las economías emergentes, como el declive del sector tradicional de las telecomunicaciones y la necesidad de grandes inversiones de capital, algo más complicado de lograr en medio de la presente crisis. Además, otras dificultades provienen de los problemas logísticos y financieros que aquejan a ciertos países emergentes, como puede ser el caso de Vietnam, Tailandia o India, donde hay un alto porcentaje de regiones rurales de difícil acceso.

Pero a su vez muchos de estos países cuentan con mucha población, cuya demanda potencial de comunicaciones y servicios digitales está creciendo rápidamente. Así, se espera que el consumo de datos en estos países llegue a superar el de economías muchos más fuertes, por ejemplo, Reino Unido, Alemania o Corea del Sur. En palabras de Castañeda, “los países emergentes que dependen en gran medida de la agricultura o la producción manufacturera también se beneficiarían de las capacidades de transformación digital de la empresa 5G”.

Esto generará importantes oportunidades de negocio a la industria de estos países, que podrían sacar partido de una demanda local de tecnologías. Pero, para ello, se requieren cambios regulatorios que permitan a la industria local sacar provecho de la modernización de las telecomunicaciones. Castañeda afirma que “a medida que la pandemia de COVID-19 impacta el tejido social y las actividades económicas de nuestros países, a los mercados emergentes se les recuerda constantemente la importancia de un mundo conectado. 5G abordará el problema de la resistencia de la cadena de suministro y proporcionará nuevos modelos comerciales en las empresas. Estas implementaciones pueden servir como una gran tecnología complementaria para iniciativas nacionales clave, como la Iniciativa de Ciudad Inteligente de Tailandia 4.0, la Misión de Ciudad Inteligente de India y la Visión de Indonesia 2045”.