Las nuevas tecnologías jugarán un papel clave en el desarrollo del sector energético

  • Infraestructura

eletricidad_energia

Además de la nube, la dependencia de la industria en la AI y el ML crecerá. Los casos de uso recientes incluyen la predicción de fallos; procesamiento de imágenes para el mantenimiento de cables, torres y otros activos; conocimientos de eficiencia energética para uso de los clientes finales; y gestión de infraestructuras.

  Recomendados....

» Transformación digital de la industria farmaceútica y de la salud Leer
» ERPs: cómo implantar SAP/4 HANA Cloud en 12 semanas y a mitad del coste que oferta la industria Guía
» Plataformas de comunicaciones bajo suscripción: flexibilidad y control Informe

El sector de la energía se enfrenta a un año particularmente desafiante. Las consecuencias de las tensiones geopolíticas y los coletazos de la pandemia han propiciado una inestabilidad y preocupación sin precedentes, dando lugar a un récord de subida en los precios de la energía, volatilidad inesperada y ausencia de seguridad en esta área. Bajo este marco, IFS analiza las tendencias y desafíos para el sector en 2023:

Sostenibilidad

En 2023, la adopción de la metodología ESG se duplicará en organizaciones del sector. Para ello la infraestructura heredada y los datos en silos no son suficientes. En cambio, las tecnologías deben integrarse a la perfección para obtener una única versión de la verdad.

Finalmente, 2023 presenta una oportunidad para que las organizaciones de mayor escala apoyen a las medianas empresas compartiendo estrategias de sostenibilidad e información basada en datos. Al trabajar juntos, la industria acelerará los esfuerzos para que cada organización logre cero emisiones netas de carbono para 2050.

La nube

Los desafíos más complejos aceleran la adopción de la nube. En particular, el uso cada vez mayor de proveedores en la nube para respaldar las funciones centrales de TI en lugar de administrar estas actividades internamente. El modelo brinda a las empresas de energía, servicios públicos y recursos acceso a tecnologías de vanguardia que aseguren adecuadamente sus operaciones.

“Las organizaciones pueden equilibrar el riesgo potencial comprometiéndose con múltiples proveedores en la nube para diferentes servicios. Esta distribución del trabajo asegura la continuidad operativa al tiempo que permite a la empresa a cambiar de proveedor si los servicios o los costes ya no satisfacen las necesidades del negocio” señala Gonzalo Valle, presales manager de IFS.

IA y aprendizaje automático

Dentro de la industria de energía y utilities, los datos son creados y consumidos por una variedad de tecnologías. Junto con las aplicaciones estándar, como la gestión de activos, la programación, el envío y otras soluciones, las nuevas innovaciones, como los Sistemas de información geográfica (GIS), IoT, Detección y rango de luz (LiDAR), y muchas otras, se están agregando a los almacenes de datos a un ritmo cada vez mayor.

A medida que el calentamiento global continúa causando estragos, la dependencia de la industria en la AI y el ML solo crecerá. Los casos de uso recientes incluyen la predicción de fallos; procesamiento de imágenes para el mantenimiento de cables, torres y otros activos; conocimientos de eficiencia energética para uso de los clientes finales; recuperación de desastres; gestión de la demanda de energía; y gestión de infraestructuras.

“Con tal variedad de escenarios en el campo, la programación dinámica es imperativa, lo que permite a las organizaciones optimizar la eficiencia de la fuerza laboral al tiempo que garantiza que el servicio al cliente se mantenga y mejore. La IA y el ML integrados se han convertido en apuestas en la mesa cuando se invierte en nuevas tecnologías. En 2023, veremos una demanda cada vez mayor de estas capacidades”, concluye el directivo.