Inteligencia artificial para predecir la deforestación del Amazonas

  • Inteligencia Artificial

PrevisIA - Deforestacion Inteligencia artificial

La organización conservacionista brasileña Imazon, en colaboración con Microsoft, ha desarrollado una herramienta basada en IA que permite monitorizar y pronosticar el avance de la deforestación de la selva del Amazonas. Para ello emplea un algoritmo inteligente que analiza las imágenes recogidas por los satélites de la Agencia Espacial Europea, determinando las zonas donde es más necesario actuar para proteger el ecosistema.

Uno de los mayores riesgos medioambientales a nivel mundial es a deforestación de la selva del Amazonas, que aumenta cada año de forma alarmante, poniendo en peligro la mayor área forestal del mundo. Pero las organizaciones que tratan de combatir la exploración incontrolada de la selva tienen muchas dificultades para evaluar el progreso de esta degradación del medio ambiente, ya que implica un trabajo de exploración difícil y costoso. Pero ahora los ambientalistas cuentan con una nueva herramienta, capaz de monitorizar y predecir el avance de la deforestación, gracias a la inteligencia artificial.

Se trata de PrevisIA, una herramienta desarrollada conjuntamente por la organización conservacionista Imazon y Microsoft, que emplea un algoritmo de inteligencia artificial para analizar en profundidad las imágenes captadas por los satélites de la Agencia Espacial Europea. Esto permite ver dónde y en qué medida se están degradando las masas forestales, y ya ha revelado un buen número de zonas en riesgo inminente de deforestación en la Amazonía brasileña, que suman una superficie total de 10.000 kilómetros cuadrados.

Según los últimos estudios publicados por Imazon, el 95% de la deforestación acumulada en esta región se encuentra en un radio de 5,5 kilómetros alrededor de las carreteras, y el 90% de los incendios forestales se producen a unos 4 kilómetros de los caminos que se crean para actividades ilegales de tala, minería y acaparamiento de tierras. La pasada semana se presentó el primer informe completo realizado gracias a esta nueva herramienta, que prevé un riesgo alto o muy alto de deforestación en 192 municipios de la Amazonía brasileña. También alerta de una situación similar que afecta a 48 reservas indígenas, 18 unidades de conservación y dos quilombos, comunidades de afrobrasileños descendientes de esclavos fugitivos.

Tras el éxito de esta primera etapa del proyecto, los responsables de Imazon explican que su tecnología se puede aplicar en otras regiones boscosas amenazadas por la deforestación en cualquier parte del mundo. Y han anunciado que ahora van a trabajar conjuntamente con Microsoft y con la compañía minera brasileña Vale para construir alianzas con gobiernos e instituciones locales, con el fin de prevenir la deforestación. Para ello, tratarán de involucrar a organizaciones de la sociedad civil y corporaciones vinculada a la explotación de recursos, así como a las instituciones gubernamentales, para llevar a cabo intervenciones positivas que permitan proteger mejor el medio ambiente.

En opinión de Rodrigo Kede Lima, presidente de Microsoft para Latinoamérica, actualmente PrevisIA es uno de los proyectos más importantes para la conservación del medio ambiente. Y explica que “a través de algoritmos inteligentes en la nube, podemos pronosticar la deforestación y los incendios forestales antes de que ocurran. Este es uno de los mayores ejemplos de que la tecnología puede ayudar a construir un mundo mejor”. Para Tania Consentino, presidenta de Microsoft Brasil, “el planeta tiene prisa, así que nosotros deberíamos tenerla”. Y afirma que “la solución de los problemas ambientales requiere una acción coordinada, no solo del gobierno, sino junto con las corporaciones, las organizaciones sin fines de lucro y la sociedad en su conjunto”.