Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Avanza la adopción de estrategias multicloud en España

  • Negocios

cloud

El mercado cloud en España está madurando a medida que las empresas adoptan el enfoque de múltiples nubes para hacer avanzar sus negocios en la era digital. Un informe reciente de IDC indica que esto está reafirmando la importancia de utilizar buenos orquestadores que permitan gestionar mejor los entornos multicloud para acelerar todos los servicios y disminuir los costes operativos.

IDC Reseach España y Walhalla han publicado el informe “Mercado Cloud España 2018: La orquestación como ventaja competitiva en la gestión Multicloud”, que ofrece un pronóstico del crecimiento de los servicios cloud en nuestro país. Este estudio muestra que este mercado aumentará por encima del 20% en ciertos sectores en los próximos años. En general, las previsiones que hace indican que los servicios cloud experimentarán un crecimiento de doble dígito en España hasta el año 2021, lo que superará a la media del sector TIC en general, calculado en un 2% aproximadamente. Sobre las estrategias de múltiples nubes, IDC pronostica que para 2020 el 90% de las empresas europeas usarán servicios y plataformas multicloud. Esto confirma que la estrategia de migración a la nube se ha consolidado como el camino a seguir por las empresas de nuestro entorno, y concretamente de nuestro país, para afrontar los nuevos modelos de negocio digitales. Además, muestra que un 40% de estas organizaciones va a implementar herramientas de gestión adaptadas a estos entornos múltiples. Sus expertos hacen hincapié en que, para lograr un proceso más dinámico en la toma de decisiones de negocio, las empresas necesitan utilizar servicios de integración de datos y orquestación, con lo que podrán tener una visión global de todos los datos que manejan, tanto estructurados como no estructurados y semiestructurados.

Según indican estas cifras, las organizaciones adoptarán un enfoque basado en la infraestructura híbrida, en el que las instalaciones locales de la empresa actuarán como centro de las operaciones, apoyadas por los diferentes servicios en la nube, que serán de diferentes proveedores. Lo positivo es que esta tendencia sigue el mismo enfoque que recomiendan todos los expertos en infraestructura TI, con el que las empresas podrán introducir los nuevos modelos de negocio operacionales y comerciales basados en las tecnologías digitales y la inteligencia de datos. Según explicó Ignacio Cobisa, analista de IDC Research España: “En todo este proceso, tanto el almacenamiento como la computación en la nube van a ser fundamentales y cada vez van a cobrar más importancia a la hora de interrelacionar a las organizaciones tanto interna como externamente con el núcleo inteligente”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

La principal conclusión de este informe es que los entornos hibrídos basados en múltiples nubes, que proliferarán en las estrategias TI de las empresas españolas en los próximos años, requieren el uso de orquestadores multicloud. Estos deberían estar preparados para trabajar con la creciente diversidad de servicios locales y en la nube, permitiendo reducir el OpeX y acelerando las operaciones de migración y la salida al mercado de nuevos servicios desde una plataforma ágil, sencilla de utilizar y que no limite la capacidad de adaptación de la empresa.

En este sentido, Cobisa afirmó que: “Es fundamental una visión holística del entorno cloud, que integre todos sus componentes técnicos y de negocio, soluciones orquestadas de multicloud híbridas, multiplataforma y en arquitecturas coherentes, con especial foco en resiliencia y seguridad”. Por su parte, los expertos de Walhalla recomiendan adoptar un entorno gráfico drag&drop, con el que más del 80’% de las funciones relacionadas con el entorno de nube puedan ser ejecutadas directamente por los usuarios. Así, dicen, se democratiza el acceso a multicloud y se garantiza una mayor aceptación a las necesidades del usuario.