Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La transformación digital preocupa a los directivos

  • Negocios

Preocupación Ejecutivo Miedo

El profundo cambio que supone abordar la transformación digital genera nuevas preocupaciones entre los directivos de las empresas. Según Gartner, la adaptación a las herramientas asociadas a la digitalización, como los entornos cloud, la seguridad cibernética o la inteligencia artificial, han escalado puestos en el ranking de riesgos emergentes a los que se enfrentan las compañías y sus dirigentes.

Aunque se está desarrollando a un ritmo más lento de lo previsto, la transformación digital de las empresas está avanzando, y supone un cambio muy radical en su forma de operar. En este contexto, los directivos deben adaptarse a la nueva realidad para ser capaces de aprovechar lo que puede proporcionarles el concepto de negocios basados en datos. Según la última actualización de la encuesta trimestral de Gartner sobre el top 10 de riesgos emergentes para las empresas, las herramientas digitales asociadas a la transformación digital se encuentran entre las principales preocupaciones de las empresas, especialmente para los CIOs. A la cabeza se encuentran las estructuras basadas en cloud, la ciberseguridad y el uso de inteligencia artificial, tres aspectos clave de la estrategia digital de las organizaciones de cara al futuro, y que suponen muchos cambios operativos que hay que afrontar.

En el ranking, la principal preocupación es el cumplimiento con las regulaciones de privacidad, lo que da una muestra de lo mal preparadas que están las empresas para seguir los preceptos de la normativa GDPR, aprobada hace unos meses. En segundo lugar está la tecnología cloud, que durante el segundo trimestre de 2018 estaba en primera posición y que continúa siendo un quebradero de cabeza para muchos responsables tecnológicos. La adopción de la nube y los entornos híbridos y multicloud supone grandes cambios y nuevos riesgos para mantener a salvo la información, y las empresas muestran preocupación por el mantenimiento del servicio, por la fiabilidad de los proveedores y por garantizar un elevado grado de disponibilidad. Además, entran en juego otros factores como la computación en la nube, y los responsables de TI tienen muchas dudas sobre si estas tecnologías y servicios podrán cubrir sus necesidades sin generar demasiadas incidencias.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

A continuación, se encuentra la falta de talento y cualificación para alcanzar los objetivos estratégicos y, en cuarta posición se sitúa la ciberseguridad. Pero no les preocupa tanto el peligro de sufrir un ataque, sino que perciben como la mayor amenaza emergente el ser capaces de comunicar a tiempo los incidentes de ciberseguridad. Esto se debe a la necesidad de cumplir con los plazos establecidos por la regulación GDPR, que impone tiempos muy cortos para emitir los informes. Además, a las empresas les inquietan las consecuencias económicas y de reputación que puede generar el no cumplimiento con esta norma.

En siguiente lugar se encuentra la inteligencia artificial, que es percibida como un riesgo emergente por dos motivos. Uno de ellos es la falta de capacitación para aprovechar sus posibilidades, y la dificultad para contratar personal especializado o formar a los empleados en esta tecnología. Por otro lado, preocupa que la expansión de la IA en diversas áreas de negocio, y en la toma de decisiones en los procesos de trabajo, diluya las responsabilidades sobre los efectos que pueden generar estas tecnologías en la operativa de las empresas.