Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los CIOs británicos contienen el gasto ante la incertidumbre del brexit

  • Negocios

dinero_inversion

Reino Unido saldrá de la Unión Europea el 29 de marzo de 2019, pero las autoridades de ambas partes no logran concretar los detalles en materia legal y económica, y las empresas británicas están cada vez más preocupadas por este lento progreso. Según Forrester, esto hará descender aún más el gasto en tecnología de las organizaciones privadas y públicas, y podría provocar la reubicación de ciertas multinacionales fuera del país.

La falta de concreción en los futuros acuerdos económicos y legales entre las dos partes están acrecentando la preocupación entre los CIOs del Reino Unido, que prevén serios problemas para sus operaciones transnacionales. Esto ha provocado una contención del gasto en tecnología durante 2018, y se espera que se reduzca aún más en 2019. Según las cifras de Forrester, durante este año, en el que diferentes sectores tecnológicos han crecido a nivel global, en el Reino Unido las empresas han incrementado sus presupuestos TI sólo un 0,5% hasta los 105 millones de libras, y estiman que en 2019 crecerá solo un 0,4%. Estos números provienen de una investigación de mercado para la que han consultado a 600 empresas, y un 34% de ellas afirman que tienen planes para recortar el gasto en año que viene.

En el documento se dice que: “Si bien los negociadores del Reino Unido y de la UE llegaron a un amplio acuerdo sobre cómo debería ocurrir el Brexit en diciembre de 2017, el proceso ha sido lento en la ardua tarea de detallar la relación económica y legal que existirá después de que el Reino Unido abandone formalmente la UE. Ante esta falta de progreso, los CIO del Reino Unido parecen dudar en abrir billeteras para nuevos gastos en tecnología”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Otra información preocupante que muestra el estudio es que un 13% de las empresas consultadas comentó que se plantea reubicar “todas sus capacidades fuera del Reino Unido”. En el documento se alerta de que: “la paciencia de las empresas europeas con el proceso Brexit se está agotando, y grandes compañías como Airbus, BMW y Siemens están empezando a ser explícitas acerca de cómo las incertidumbres persistentes están afectando sus futuras inversiones en el Reino Unido”.

Estas tres empresas forman parte de tres sectores tecnológicos clave y representan un buen ejemplo de la actitud que están tomando las compañías europeas en cuanto a la incierta situación económica posterior al Brexit. Aunque todas tienen intención de seguir operando en Reino Unido, pero afirman que salir de la Unión Europea sin llegar a un acuerdo afectaría negativamente a su cadena de suministro y a la prestación de servicios, y les podría forzar a replantearse sus negocios en el país.

Esta falta de planificación lleva todo el año afectando a la economía local, no solo al gasto en tecnología. Según cifras del FMI, el PIB del Reino Unido desacelerará un 1,4% este año y, de continuar así, bajará un 1,6% en 2019. Esto provocará una mayor contención del gasto general de las empresas y de la administración pública, que en 2018 serán el principal motor de gasto tecnológico en el país, representando un 5% y un 3%, respectivamente. Mientras tanto, se prevé un crecimiento del 2% en el PIB general en Europa Occidental y Central en 2018, y un incremento en el gasto en tecnología del 3%, llegando hasta los 775.000 millones de euros. Aunque las estimaciones actuales para 2019 son que crecerá solo un 0,8% hasta los 781.000 millones de euros.