Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Turismo post-COVID: una industria inteligente

  • Negocios

Covid turismo

La digitalización será un factor clave para evitar el desplome del turismo tras la crisis sanitaria. En la reconstrucción, un 21%-25% de los fondos europeos serán destinados al sector. Para potenciar el sector, AMETIC organizará en octubre el congreso Digital Tourist 2020 desde Benidorm, localidad insignia del turismo nacional, desde la que se propondrán ideas y tecnologías para "recuperar y transformar los destinos turísticos" bajo una "nueva normalidad".

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

La reconstrucción del mundo post-COVID estará marcado por la digitalización. Las nuevas tecnologías no son ya un elemento útil para competir, sino una herramienta fundamental para sobrevivir. Una idea que vertebrará el Digital Tourist 2020, un evento que se celebrará en octubre en Benidorm, organizado por AMETIC (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales), con el objetivo de “recuperar y transformar los destinos turísticos”, según explicó en su presentación Francisco Hortigüela, Director General de la asociación.
 
En videoconferencia, Adolfo Borrero, Presidente de la Comisión de Smart Cities de AMETIC, señaló la vinculación entre este tipo de tecnologías, el turismo digital y la economía del dato. “El eje central del Digital Tourist 2020 será la gestión de los datos, pues es donde reside la inteligencia turística. Lo vemos en las smart offices, donde se manejan múltiples fuentes de información, ya sea generada por IoT, proveniente de terceros, de entidades financieras a través de las tarjetas de crédito o de estadísticas recogidas a través de Data Analytics. A estas tendencias se les une la Inteligencia Artificial, que tendrá un lugar destacado en la edición de 2020, pues gracias a ella se pueden gestionar cosas tan dispares como el patrimonio cultural, la accesibilidad o los flujos turísticos”, explicó.
 
Unas tecnologías que ya llevan un tiempo con nosotros, pero que, como comentó Borrero, encontrarán este año un nuevo marco de acción: “El año pasado, el evento estuvo centrado en la masificación del turismo y la gentrificación de los espacios, pero esta temporada, más que la masificación, será el distanciamiento social el asunto a debatir. Lo curioso es que las herramientas digitales que nos servían para atajar masificaciones, como las cámaras inteligentes, son las mismas que van a gestionar el distanciamiento social. Lo mismo ocurre con la tecnología contactless, que llevamos tiempo usando. Este sistema de pago, que será uno de los platos fuertes del evento, nos permitirá gestionar reservas previas, con lo que evitaremos colas y cumpliremos con la citada distancia social”.
 
Pedro Mier, presidente de AMETIC, redundó igualmente en la idea de “innovar de la mano de la tecnología digital”, y recalcó que este 2020 “no se trata sólo de la voluntad de evolucionar, sino de una necesidad global”. “Si siempre ha sido adecuado este congreso, en estos momentos más que nunca, ya que estamos en un instante crítico en el que toca redefinir cómo va a ser el turismo en el mundo post-COVID, cuando la seguridad sanitaria sea un criterio básico de los destinos turísticos”, apostilló.  
 
Antonio Pérez, Alcalde de Benidorm, insistió, por su parte, en la dureza con la que “esta crisis sanitaria ha golpeado a la industria del turismo. Está marcando nuestro presente y condicionando nuestro futuro. Necesitamos, pues, respuestas. En Benidorm, tenemos como objetivo adaptar nuestra estrategia de destino turístico inteligente y sostenible redirigiendo la gobernanza local y el plan TI de la ciudad para que estén alineados con criterios de salud pública, de seguridad y de libertad. Para ello, nuestro programa pivota sobre cinco ideas fundamentales:
 
1. Que la digitalización se muestre como un factor clave para evitar el desplome del sector.
 
2. Que las soluciones tecnológicas que veníamos usando para la mejor gestión de los destinos sean fundamentales para abordar con garantías las nuevas formas de hacer turismo en la etapa post-COVID.
 
3. Que la tecnología sea fundamental en todos los pasos de la desescalada.
 
4. Que volvamos a contar con el apoyo de la red de TI de España. 
 
5. Que Benidorm siga siendo el epicentro de la inteligencia turística nacional”.
 
La rueda de prensa concluyó con la intervención de Enrique Martínez, Presidente de Segittur, organismo estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas, quien insistió, igualmente, en “lo insólito de una situación que, paradójicamente, nos obliga a retomar temas clásicos, como utilizar los datos y gestionarlos de manera eficaz”. “Necesitamos centros de inteligencia turística donde los datos se conviertan en una fuente de información que podamos usar para tomar mejores decisiones a nivel de industria. Hablamos, pues, de resiliencia. Es decir, de anticipar lo que va a ocurrir, de minimizar el impacto de la tragedia y de comenzar una reconstrucción lo mejor posible si esa tragedia fuera inevitable. Para ello es fundamental la tecnología. Sólo hay que echar un vistazo a todas las pruebas de prevalencia que se están haciendo ahora. O a las aplicaciones para distinguir territorialmente el efecto del virus. Es pura información. Necesitamos, pues una tecnología al servicio de las políticas que la industria del turismo va a desplegar”, comentó.
 
Porque, efectivamente, el turismo es industria. La primera en España. Y, por tanto, una tierra fértil en oportunidades. Incluso ahora, como nos recordó Enrique Martínez con optimismo: “Si hemos sido líderes basándonos en la competitividad, también podemos serlo aplicando la tecnología. Es una oportunidad no sólo para comprar más tecnología, sino para producir tecnología y hacer usos innovadores de la misma. Porque en nuestro país se va a invertir en tecnología y se va invertir mejor. De hecho, ya sabemos que un 21%-25% de los fondos europeos serán destinados al turismo. No perdamos esta ocasión”.