Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El futuro es cuántico, también en lo que a cifrado se refiere

  • Seguridad

Cuantico cuantica computacion

Las tecnologías actuales para administrar certificados criptográficos y administración de claves requerirán algunas modificaciones en la era post-cuántica.

La informática cuántica aplica las propiedades de la física cuántica para procesar la información, y tiene el potencial de resolver algunos de los mayores desafíos del mundo. Como la informática cuántica se mide en días, u horas, tiene la capacidad de resolver problemas que podrían llevar miles de años con los ordenadores actuales. Los ordenadores cuánticos permitirán hacer descubrimientos en áreas de la salud, la energía, los materiales inteligentes... y también en todo lo que tiene que ver con el cifrado.

En mayo de 2016 IBM anunció la creación de un ordenador cuántico con 5 qubit disponible a través de su servicio cloud. Un año más tarde la compañía añadió una máquina de 16 qubit, seguida de una de 20 qubit  poco después. El último año la informática cuántica ha tenido un gran avance. Google, por ejemplo, anunció un sistema de 72 qubit el pasado mes de marzo, superando los 50 qubit del sistema que IBM había anunciado en 2017.

Y es que a medida que la informática cuántica va haciéndose cada vez más accesible, también lo es el poder desplegar nuevos algoritmos de cifrado, que es en lo que DigiCert, Gemalto e ISARA están trabajando juntos.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Más de medio siglo de avances matemáticos y ciencias informáticas han transformado la informática cuántica en una realidad. En la computación cuántica, un qubit (abreviatura de bit cuántico) es la unidad de información cuántica, similar a un bit clásico. Donde los bits clásicos tienen un solo valor binario, como un 0 o 1, un qubit puede contener ambos valores al mismo tiempo en lo que se conoce como un estado de superposición. Cuando múltiples qubit actúan coherentemente, pueden procesar múltiples opciones simultáneamente. Esto les permite procesar información a velocidad mucho mayor.

Con la informática cuántica, las actuales formas de cifrado de clave pública podrían estar en riesgo porque un sistema de computación cuántica con suficientes qubit, un investigador podría, literalmente, probar todas las combinaciones de números en todas las dimensiones y formas existentes de cifrado de clave pública.

La idea detrás del acuerdo de DigiCert, Gemalto e ISARA es crear una solución que proporcione las mismas protecciones que los sistemas de gestión de claves y cifrado clásico actuales, pero con la garantía de que el dato no estará en riesgo cuando la informática cuántica se convierta en un riesgo para los algoritmos tradicionales, como RSA o las curvas elípticas.