Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La UE impondrá nuevas sanciones para los ciberdelincuentes

  • Seguridad

Europa GDPR

En los últimos años los delitos cibernéticos han ido en aumento de forma alarmante, poniendo en riesgo los datos de empresas y organizaciones de todo el mundo. Ante esta amenaza creciente la Unión Europea está estudiando nuevas medidas para combatirla, y están valorando la posibilidad de imponer nuevas y más duras sanciones a los delincuentes.

La digitalización abarca todos los sectores de la sociedad, incluyendo la administración pública, las empresas y las propias personas, y en un ecosistema digital tan amplio no faltan las oportunidades para los delincuentes cibernéticos. Desde hace años, estos sacan partido de las deficiencias de seguridad presentes en los dispositivos, las redes y las infraestructuras tecnológicas para obtener beneficios económicos. Desde el robo de claves de acceso al secuestro de ordenadores y soportes de datos, pasando por la suplantación de identidad física o digital, los delitos cibernéticos han aumentado en volumen y gravedad, poniendo en riesgo la privacidad de la información y la economía de personas, empresas y gobiernos. Este problema se agrava a medida que la tecnología digital evoluciona, ya que se hace difícil seguir el ritmo en materia de seguridad. Muchas personas y organizaciones desconocen o desoyen los consejos de buenas prácticas de seguridad, por lo que acaban sufriendo graves pérdidas económicas y de reputación, entre otras consecuencias.

Ante este grave problema, en una reciente cumbre de la UE los funcionarios de Bruselas han llegado a la conclusión de que se requieren nuevas estrategias para combatir el cibercrimen. Para ello proponen crear un nuevo régimen de sanciones económicas, que debería desarrollarse cuanto antes. En esta cumbre se solicitaron “medidas para combatir las actividades cibernéticas ilegales y maliciosas. Añadieron que: “el trabajo sobre la capacidad de responder y disuadir los ciberataques a través de medidas europeas restrictivas debería llevarse adelante, tras las conclusiones del Consejo del 19 de junio de 2018”. A este respecto, el día 22 de octubre la Primer Ministro británica, Theresa May, ha urgido a la UE a incrementar las sanciones a los ciberdelincuentes.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Según han informado representantes del Consejo de la UE, los líderes de la Unión ya han encargado a los organismos competentes estudiar la posibilidad de implementar estas nuevas sanciones contra los ciberdelincuentes. Esta decisión supone un paso adelante para combatir el cibercrimen, pero como ocurre con otros tipos de delincuencia, el aumento de las penas no sirve de por sí para reducir la tasa de delitos. Los expertos en seguridad ven positivamente que se tomen esta clase de medidas, pero alertan de que es fundamental asegurar los entornos tecnológicos con sistemas de protección adaptados a los nuevos tipos de amenazas y minimizar los riesgos de seguridad siguiendo buenas prácticas. Solo de esta forma se pueden cerrar las puertas a los ciberdelincuentes.