Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tendencias de seguridad para 2019

  • Seguridad

GMV Ciberseguridad 2

Forrester acaba de publicar su informe sobre el estado y la evolución del sector de la seguridad informática de cara a 2019, y proporciona tres predicciones que marcarán el devenir de este sector el año que viene. La ciberdelincuencia afila sus armas y las empresas deben prepararse para un incremento en los ataques, buscando nuevos enfoques y contratando personal cualificado en las nuevas tecnologías de seguridad.

La seguridad informática cobra importancia a medida que la sociedad y las empresas adoptan las nuevas tecnologías, en un ecosistema digital que se ve cada vez más amenazado por la ciberdelincuencia en todas sus formas. Los delincuentes están afinando sus técnicas para romper la seguridad de las empresas y los usuarios, y las tensiones geopolíticas están incrementando el volumen de ataques cibernéticos entre regiones clave. Para comprender mejor la situación actual y las tendencias de cara al futuro, los expertos de Forrester han publicado sus predicciones para 2019, en las que indican que los mayores retos para la industria de la ciberseguridad provendrán de factores externos. Prevén un incremento del ciberespionaje y del sabotaje informático, y que los delincuentes emplearán cada vez más las tecnologías emergentes para incrementar sus beneficios.

Por un lado, Forrester pronostica que China terminará con la etapa de relajación de ciberataques contra Estados Unidos, que se ha mantenido más o menos tranquila entre 2016 y 2018. El recrudecimiento de su guerra comercial con los Estados Unidos impulsaría en 2019 un aumento significativo de los ataques, que se centrarían especialmente en determinados sectores. Entre ellos los vehículos impulsados por nuevas energías, la informática de vanguardia, la biotecnología, la industria de nuevos materiales, la aeroespacial, la robótica, los equipos de energía y la maquinaria de agricultura. Para combatir estas nuevas amenazas Forrester recomienda recurrir a expertos en inteligencia de amenazas, respuesta a incidentes y análisis forense para detectar, prevenir y responder a los ataques.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Por otro lado, prevé un gran incremento en los ingresos por fraude efectuado con bots maliciosos, hasta el punto de que las organizaciones dedicadas a estas actividades fraudulentas podrían situar sus ganancias en el nivel de la lista Fortune 1000. Semejantes beneficios atraerán a más atacantes y los expertos indican que se espera un aumento en la cantidad y sofisticación de los métodos en 2019. Y los riesgos no se limitan a generar ingresos directos, sino que los bots maliciosos también abren las puertas para violar la seguridad de aplicaciones, robar datos, manipular los análisis y desactivar servicios clave. Empleando los datos de un reciente estudio, Forrester indica que casi el 30% del tráfico actual de Internet proviene de bots maliciosos. Para enfrentarse a estos problemas, recomienda evaluar las soluciones de administración de bots, para evitar el tráfico proveniente de máquinas con potencial maliciosos. De esta forma es más probable proteger el tráfico de información en tiempo real.

Otra predicción de Forrester es que crecerá el número de CSIO femeninas, ya que las empresas quieren buscar de esta forma nuevas perspectivas de seguridad. En 2017 solo el 13% de las organizaciones incluidas en la lista Fortune 500 tenían una mujer como CSIO, pero se espera que en 2019 este porcentaje llegue hasta el 20%. Esto se debe a que los expertos han insistido en que no tiene sentido seguir ignorando el gran potencial del 50% de los expertos, que son las mujeres, y las empresas han respondido incrementando la contratación de personal femenino cualificado. Tanto como responsables de seguridad como en otros puestos, por ejemplo, relacionados con las políticas de cumplimiento normativo, legal o de análisis de riesgos tecnológicos, entre otros.