Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La ciberseguridad sube en España

  • Seguridad

cloud estrategia seguridad

En los últimos tiempos el mercado de ciberseguridad se ha convertido en uno de los más importantes del sector tecnológico, debido al creciente nivel de amenazas. Los analistas de IDC pronostican que este sector continuará creciendo en España durante este año, alcanzando un valor de más de 1.300 millones de euros, lo que supondrá un aumento del 7% con respecto a 2018.

Con el gran avance de la ciberdelincuencia las empresas están cada vez más preocupadas por la protección de sus sistemas y sus datos. Por ello, están incrementando sus inversiones en soluciones de ciberseguridad y, según las últimas cifras publicadas por IDC, durante 2019 más de la mitad de las empresas españolas recurrirán a servicios de seguridad gestionados que incorporen el ciclo de vida de las amenazas. Esta tendencia reforzará un mercado que ya de por sí está en auge, y que este año crecerá en España un 7%, hasta los 1.307 millones de euros.

Estas estrategias, tal como indican los expertos de IDC, requieren de una mayor colaboración entre los CIOs y los CISOs, así como de los proveedores de seguridad contratados por la organización. Los expertos recomiendan que los CISOs sean los responsables de garantizar la ejecución de las estrategias digitales, y que lo hagan en colaboración con los CIOs, a través de entornos multicloud que deberán ser orquestados y se tendrán que alinear con los proveedores de servicios de seguridad.

Según Emilio Castellote, analista Senior de IDC Research España, los proveedores de servicios de seguridad van a cobrar mucha relevancia en los próximos años, ya que proporcionan a las empresas numerosos servicios para apoyar sus estrategias digitales, tanto desde el punto de vista de la seguridad “clásica” como en cuanto al cumplimiento con las normativas como GDPR.

En su último informe, IDC señala que entre 2018 y 2020 el sector continuará creciendo a un ritmo del 7,1% anual. En cuanto a las inversiones de las organizaciones en seguridad, este año estarán encabezadas por los servicios gestionados de seguridad (25%) y la integración de servicios para garantizar su puesta en marcha (25%). A continuación, se situará la seguridad de puntos finales (18%), los servicios de consultoría (15%), la seguridad de red (14%) y las soluciones de gestión de identidades (4%).

IDC, además, ha enumerado las cinco características fundamentales que deben tener los proveedores de servicios de ciberseguridad para cubrir las necesidades de los nuevos clientes.

- Garantizar los adecuados niveles de seguridad

- Deben ser orquestadores de la estrategia de ciberseguridad

- Actuar como facilitadores del escenario multicloud en el que necesitan operar sus clientes

- Tener la capacidad de crear servicios personalizados para sus clientes

- Deben funcionar como concentradores de la tecnología

Otros datos que ha ofrecido IDC Research son que en 2021 el 50% de las alertas de seguridad tendrán una respuesta automatizada, sin intervención de personal humano, y en 2022 el 60% de las empresas del G2000 contarán con soluciones de gestión de amenazas móviles en modalidad de servicio.