Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los riesgos de seguridad asociados a la geopolítica influyen cada vez más en los negocios

  • Seguridad

Seguridad, ataque, hacker

Según una encuesta reciente, muchas organizaciones están modificando su política de ciberseguridad y sus decisiones comerciales por causas relacionadas con la situación geopolítica internacional. La desconfianza en compañías de regiones rivales o sospechosas de ser laxas con el cibercrimen está influyendo cada vez más en los negocios y se prevé que esto continúe incrementándose en el futuro.

Los profesionales de seguridad coinciden en que los problemas geopolíticos están afectando de forma decisiva a los negocios, especialmente los conflictos que provienen de ataques dirigidos contra infraestructuras críticas y empresas clave de ciertos países, perpetrados por organizaciones criminales afincadas en países rivales. Todos los expertos en ciberseguridad afirman que esta es una guerra digital encubierta, en la que participan no solo estas organizaciones criminales sino empresas y gobiernos, lo que genera una gran desconfianza que no para de crecer.

Las dudas sobre las garantías de ciberseguridad que ofrecen las empresas de regiones en conflicto geopolítico para sus socios y clientes afincados “en el otro lado” está llevando a las empresas a replantearse los negocios con estas organizaciones. Esta tendencia va a la par con la escalada de guerra cibernética que se está dando entre ciertas regiones clave como Estados Unidos, Rusia, China y otros países y regiones, también Europa.

Según una encuesta reciente, dos tercios de los profesionales de seguridad cibernética dicen que han tenido que cambiar su negocio debido y sus clientes debido a preocupaciones internacionales relacionadas con la seguridad cibernética. Ejemplos de esta tendencia se están viendo constantemente en los últimos meses, en los que gobiernos como Estados Unidos y Reino Unido, entre otros, están tratando de minar la confianza internacional en empresas de primera línea provenientes de enemigos comerciales, especialmente de China y Rusia, como Huawei y Kasperski, entre otras.

Aducen que las empresas de estos países no son confiables en materia de ciberseguridad, y aluden a determinados ataques cibernéticos provenientes de estas regiones. Al mismo tiempo, los ataques más importantes que se están viviendo en los países asiáticos y en Rusia parecen provenir de Estados Unidos, lo que también está mermando la confianza de las empresas de estos países en los negocios con clientes y socios de Estados Unidos.

Hay que destacar que siempre ha existido los conflictos geopolíticos siempre han influido en las estrategias de negocio de las empresas, pero en la era digital la ciberseguridad es un factor que se añade a la ecuación, y que tiene una influencia directa en la confianza que genera una organización de cara al exterior. Por ello, los expertos ven cada vez más cerca el momento en el que competitividad de un negocio esté directamente condicionada por la confiabilidad que proporcione su ubicación en materia de ciberseguridad.