Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto en TIC sigue creciendo a pesar de problemas geopolíticos y económicos

  • Negocios

inversión

Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la desaceleración de la economía global y otros factores están dificultando los negocios en muchos mercados. Pero no está logrando frenar el mercado de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que en los próximos cinco años seguirá creciendo, y en 2022 podría alcanzar un volumen de gasto de 4.600 billones de dólares.

Aunque la situación económica global no está en su mejor momento, y la guerra comercial entre Estados Unidos y China tiene un impacto directo e indirecto sobre los mercados de tecnología, las organizaciones están decididas a avanzar en la transformación digital. Por ello, están incrementando el presupuesto TI para no perder competitividad en sus respectivos sectores, lo que impulsará el gasto en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en los próximos años. Según el pronóstico más reciente de la consultora IDC, se espera que este gasto continúe incrementándose un 4& interanual durante los próximos cinco años, alcanzando los 4.600 billones (estadounidenses) de dólares para 2022.

Esta previsión abarca el gasto total en hardware, software, servicios y telecomunicaciones, y los expertos afirman que los clientes comerciales representarán el 63,5% del total (2.900 billones de dólares) para 2022, frente al 36,5% que provendrá de los mercados de consumo (1.700 billones). Esto supone que el gasto generado por los consumidores irá perdiendo terreno frente al de las organizaciones, ya que anteriores mercados emergentes como el de los móviles y los tablets, que impulsaron el consumo, ya están bastante saturados y no lograrán recuperar las cifras de años anteriores.

Mientras tanto, en los entornos profesionales, IDC prevé que el 7% de todo el crecimiento del gasto en TIC provendrá del segmento de servicios profesionales, entre los que se encuentran los proveedores de servicios digitales y en la nube, que irán incrementando el gasto en tecnología para ampliar su capacidad de servicio. La consultora destaca el crecimiento de otros segmentos, como el de los medios (6%), la banca (5%), el comercio minorista (5%) y la industria manufacturera (5%). Por su parte, las tasas de crecimiento más bajas serán las de los gobiernos, los mayoristas y el sector de la construcción.

Las predicciones de IDC para el mercado tecnológico no desdeñan el impacto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que desde hace muchos años representan al mercado tecnológico más importante y al principal fabricante a nivel mundial, respectivamente. Pero esto abre las puertas al crecimiento de otros mercados, tanto en Asia como en Europa e, incluso, Latinoamérica, que pueden continuar sus negocios con ambas partes sin acusar tanto el golpe. Por ello, las empresas de estas regiones tienen buenas perspectivas de cara a la inversión en tecnologías y en transformación digital.

En este sentido, Andrea Minonne, analista de investigación de IDC para Europa Occidental, dijo que “Las empresas en Europa occidental no solo buscan adoptar nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y la robótica para mejorar sus procesos de negocios, sino que también están adoptando enfoques más centrados en el cliente para las decisiones de gasto en TI. Esto es especialmente cierto en las industrias orientadas al cliente como el comercio minorista, la banca, el transporte y las telecomunicaciones”. Aunque Europa crecerá a tasas destacables, las previsiones son que Estados Unidos ocupará la segunda posición en cuanto al crecimiento del gasto global en TIC hasta 2022, conjuntamente con Latinoamérica, y solo por detrás de China, que está elevando rápidamente sus inversiones en tecnologías para la transformación digital y la modernización de muchas de sus industrias.