Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de infraestructura TI continuará aumentando en 2019

  • Infraestructura

servidor pyme infraestructura

A lo largo de este año, los ingresos de los proveedores de infraestructura TI han alcanzado un récord histórico, superando la marca de los 125.000 millones de dólares. Esta tendencia al alza está apoyada especialmente por el aumento de ventas de servidores y por el mantenimiento de las cifras de conmutadores y equipos de red para centros de datos.

El último informe del sector de infraestructura TI elaborado por Synergy Research Group revela que ese mercado sigue gozando de buena salud en términos generales. Las cifras combinadas de los cuatro trimestres del año indican que ha experimentado una subida interanual del 13%, sobrepasando la barrera histórica de 125.000 millones de dólares. Los expertos de esta firma de investigación señalan que este crecimiento está vinculado a seis áreas principales, entre las que destacan especialmente los servidores y los conmutadores y routers, que acaparan la mayor parte del sector.

Concretamente, los servidores para centros de datos abarcan la porción más grande del mercado, y han crecido un 26% a lo largo de 2018. El estudio de Synergy destaca que esto se debe a que se han vendido equipos con configuraciones de gama mas alta, y a que han subido los precios promedio de venta (ASP) de los servidores. Por su parte, los conmutadores y routers continúan siendo el segundo segmento más grande del mercado de infraestructura TI y, aunque sólo han crecido un 3% este año, sus cifras apoyan ha ayudado mucho al sector.

Tras los servidores para datacenter, el siguiente segmento que más rápido ha crecido es el de hosting y colaboración en la nube, que ha incrementado sus ingresos un 22% con respecto a las cifras de 2017. Los expertos achacan este incremento al descenso de ventas de productos destinados a la colaboración en las instalaciones locales de las empresas, que han recurrido a los servicios proporcionados por los proveedores cloud. Y también al crecimiento en el gasto en seguridad en la red y a los dispositivos WLAN.

En palabras de Jeremy Duke, fundador y analista jefe de Synergy Research Group, “Después de un crecimiento bastante anémico en los años anteriores, vimos que el gasto de la empresa en infraestructura de TI aumentó a finales de 2017 y continúa creciendo con fuerza a lo largo de 2018”. Además, añadió que “A pesar de la creciente demanda de servicios de nube pública, 2018 experimentó un fuerte crecimiento en el gasto empresarial en equipos de centros de datos privados”, con lo que se demuestra que las empresas están potenciando los nuevos conceptos de infraestructura híbrida, que requieren una inversión en actualizar el centro de datos on-premise para adaptarse a la nueva realidad tecnológica.

Por otro lado, remarcó que hay determinadas áreas en las que las empresas sí están dejando de apostar por la infraestructura local. Concretamente, dijo que las empresas están abandonando las inversiones en productos destinados a la colaboración en sus propias instalaciones, y que se están moviendo “hacia las soluciones de colaboración alojadas y en la nube. El año 2018 resultó ser un año destacado, pero nuestros pronósticos aún muestran un crecimiento constante en los próximos cinco años”.

El informe no incluye provisiones concretas para los próximos años, pero señala que se espera que estas tendencias hacia la inversión combinada local y en la nube impulsen el mercado de infraestructura destinados al ámbito empresarial y a los grandes centros de datos de los proveedores cloud. Asimismo, la evolución hacia los nuevos estándares de red continuará sosteniendo e, incluso, impulsando el mercado de switches y routers. También hay que tener en cuenta que de cara a los próximos años crecerán otras áreas como la de nuevos dispositivos de comunicaciones 5G destinados a los centros de datos periféricos y a los despliegues de infraestructura IoT en la industria, las telecomunicaciones y otros sectores.