Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los servicios de infraestructura se mueven hacia la computación EDGE

  • Negocios

Edge Compuing

A medida que las organizaciones demandan una menor latencia para los servicios que proporcionan a sus clientes, la computación "en el borde" cobra cada vez más importancia para los proveedores de infraestructura. Según Gartner, en los próximos años, los servicios de EDGE computing tendrán cada vez más presencia en el sector.

Las empresas luchan constantemente por mejorar los servicios que ofrecen a sus clientes y, con el avance digital que están experimentando, cada vez es más importante contratar servicios de infraestructura rápidos y eficientes. El concepto de computación EDGE, basado en datacenter que se sitúan cerca de la fuente de los datos o de donde se deben prestar los servicios, está llamado a ser el motor de una nueva generación de servicios de infraestructura empresarial.

Según Gartner, las nuevas necesidades de las organizaciones llevarán a los proveedores a apostar cada vez más por este modelo de infraestructura, ofreciendo a sus clientes algo más que informática avanzada: puntos de contacto digital. Estos se definen como cualquier tipo de interacción con un dispositivo, producto o servicio digital, por ejemplo, un chatbot, un sistema de reserva de viajes o un monitor de ejercicios. Según Rene Buest, director senior de investigación de Gartner: “Crear momentos de negocios en puntos de contacto digitales es la nueva forma escalable de relacionarse con los clientes. Los proveedores de servicios de infraestructura que no logren abrazar este desarrollo carecerán de presencia en los puntos de contacto digitales y tendrán dificultades para interactuar estrechamente con los clientes”.

En cifras, Gartner afirma que para 2021, el 55% de los ingresos del 65% de los proveedores globales de servicios de infraestructura provendrán de servicios relacionados con EDGE, que ayudarán a los clientes a experimentar “momentos de negocio” en puntos de contacto digitales. Y señala que en este avance tiene mucho que ver la creciente penetración de dispositivos conectados e interfaces inmersivas para la interacción entre hombres y máquinas, que están impulsando la transformación del modelo clásico de infraestructura de centros de datos, hacia la computación EDGE.

Una reciente encuesta de Gartner muestra que el 27% de las organizaciones ya están tratando de sacar partido de estas formas de computación “en el borde”, y un 70% espera que esta tecnología tenga relevancia en su plan de infraestructura en 2019. Mientras una gran parte de los recursos de las empresas se están destinando a la nube, cada vez más aplicaciones encuentran en EDGE computing el mejor soporte para proporcionar los servicios al cliente final. Gartner indica que, para 2022, la mitad de las grandes organizaciones estará incluyendo este tipo de infraestructuras en sus proyectos. Y una buena parte tiene que ver con el despliegue de IoT que, según las previsiones de la consultora, en 2019 generará un gasto de 2,5 millones por minuto, y se venderán en torno a 1 millón de dispositivos IoT cada hora.

En palabras de Buest: “Este enorme crecimiento tendrá que ser respaldado por entornos de infraestructura confiables de extremo a extremo, que sean compatibles con la proximidad y que garanticen baja latencia, alto ancho de banda, autonomía y privacidad. La nube ya no es suficiente. Los proveedores de servicios de infraestructura deben explotar este crecimiento, extendiendo los servicios más allá del límite apoyando los puntos de contacto digitales”.