Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El phishing financiero está aumentando de forma alarmante

  • Seguridad

phishing generica

Según los últimos datos de Kaspersky Lab, los intentos de phishing dirigidos al ámbito financiero han aumentado de forma alarmante en 2018, hasta casi igualar el total de ataques de phishing perpetrados en 2017. Esta tendencia va en aumento, aumentando los riesgos en los bancos, los sistemas de pago y las tiendas online, que son los principales afectados por esta técnica fraudulenta.

Entre las variadas amenazas cibernéticas que asolan el universo digital, el phishing está creciendo a gran velocidad. Entre 2016 y 2017 la plataforma de seguridad de Kaspersky Lab detectó un incremento del 15% anual, pero en 2018 los ataques aumentaron mucho más. Concretamente, se registraron 482 millones de intentos de visitar webs fraudulentas, más del doble que en 2017, cuando se detectaron 236 millones.

Según los expertos en ciberseguridad de Kaspersky Lab, estas amenazas están incrementándose especialmente en el sector financiero, en el que intervienen los bancos, los sistemas de pago digital y las tiendas online. Durante el año pasado, este sector acaparó el 44% de todos los ataques de phishing, lo que casi alcanza el volumen total de 2017.

Esto da una medida de cómo está aumentando el riesgo para los usuarios, y también para las plataformas digitales, con una técnica en la que muchos usuarios “caen” con facilidad, siendo “pescados” por delincuentes que les engañan para obtener sus credenciales de acceso a cuentas bancarias, sistemas de pago digital y servicios online que contienen información sensible que también puede contener datos de acceso a cuentas o sistemas de pago.

Los métodos del phishing tradicional no han variado mucho, sólo se han refinado para suplantar páginas web con más exactitud, o para enviar comunicaciones falsas de entidades financieras y prestadores de servicios digitales. Mediante enlaces de acceso o descarga fraudulentos pueden obtener claves de identificación o instalar malware que pone en riesgo los ordenadores o dispositivos móviles, sin que el usuario lo perciba hasta que es demasiado tarde.

Los países en los que las soluciones de seguridad de Kaspersky Lab han detectado más intentos de phishing en 2018 han sido Brasil, Portugal y Australia. En este ranking de países más afectados por estos intentos de fraude, España ocupa la novena posición, algo que debería preocupar tanto a las empresas como a las administraciones públicas y a los consumidores.