Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crece la preocupación por la seguridad de los servicios cloud aplicados a las finanzas

  • Seguridad

banca-ciberseguridad

A medida que la banca avanza hacia los nuevos modelos de negocio digital las organizaciones del sector recurren cada vez más a los servicios en la nube. Pero las autoridades están cada vez más preocupadas por la seguridad de estos entornos y algunas, como la Reserva Federal de los estados Unidos, han comenzado a investigar los centros de datos de los proveedores cloud.

Recientemente se ha sabido que representantes de la Reserva Federal de Estados Unidos han iniciado una investigación formal en un centro de datos de AWS en Virginia, donde se ubican ciertos servicios proporcionados al sector de la banca. El motivo parece ser que las autoridades están preocupadas por la seguridad que ofrecen proveedores como Amazon a las organizaciones que operan en mercados tan críticos como el económico.

Según han dado a conocer en el Wall Street Journal, a pesar del reciente caso de hackeo de Capital One, esto no se debe a que se haya producido un problema concreto, sino a la creciente preocupación que se está instalando a raíz de la creciente dependencia de la nube en el sector de las finanzas. Y, además, por el creciente dominio de este proveedor en el mercado de servicios cloud para la industria financiera del país.

La “inspección” se llevó a cabo en abril y, aunque se ofreció acceso a documentación en los ordenadores de la compañía, las autoridades no pudieron llevarse ninguna información de las instalaciones. Los objetivos de los inspectores fueron principalmente los sistemas de backup de AWS y otras tecnologías que garantizan la protección y resiliencia. Y, según los expertos, se espera que esta investigación sea la primera de muchas, y no solo en las instalaciones de Amazon, sino también en las de otros operadores que proporcionan servicios en la nube a organizaciones vinculadas a la economía y las finanzas en el país.

Esto tiene mucho que ver con que las empresas y otros agentes económicos están adoptando estrategias de TI híbrida basadas en múltiples nubes, por lo que los datos se encuentran repartidos por las infraestructuras de diferentes operadores, algo que preocupa a las autoridades como la Reserva Federal. Y, dado que esta estrategia también está siendo adoptada por las organizaciones vinculadas a las finanzas en otras regiones como Europa, cabe esperar que este tipo de inspecciones se reproduzcan en los países más avanzados en materia de digitalización y adopción de la nube.

Porque la ciberseguridad es un frente de batalla constante y en los últimos tiempos se ha puesto muy en duda la fiabilidad de los proveedores de servicios cloud. Si la protección y resiliencia de la información es vital para las empresas en general, lo es más todavía en el caso de las vinculadas directamente a la banca y las finanzas, que pueden ser objeto de ataques con consecuencias gravísimas para las empresas, pero también para los gobiernos.

Y, al mismo tiempo, los expertos señalan que es de esperar que los países se embarquen en una tendencia de actualización de las leyes económicas, que en muchas regiones no están bien adaptadas a la realidad actual de un sector en el que la nube tiene un papel cada vez más importante. Este, claramente, parece ser el caso de Estados Unidos, pero en Europa la situación no es mucho mejor.