Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Blockchain ofrece más seguridad para las redes de datos, pero no hace milagros

  • Blockchain

Blockchain 2

La seguridad es fundamental en las redes de datos y las viejas estructuras muestran cada vez más vulnerabilidades. El concepto de blockchain aplicado a este tipo de redes promete grandes beneficios para la protección de los datos y las comunicaciones, pero también presenta algunos problemas a los que se debe prestar especial atención.

El concepto de cadena de bloques está revolucionando diferentes sectores tecnológicos, y uno en el que está encontrando una buena acogida es el de las redes de datos. A raíz de los últimos ataques masivos de denegación de servicio DDoS, la seguridad de las redes de datos se ha puesto en entredicho, y con razón. Aunque DNS no conforma una estructura centralizada, ya que sus servidores están distribuidos alrededor del mundo, su funcionamiento se basa en una autoridad centralizada. Esto crean un objetivo concreto susceptible a los ataques, lo que debilita las redes de comunicaciones globales. Desde que el concepto de Blockchain se ha extendido a diferentes sectores de la tecnología los expertos han viso el potencial que puede tener para mejorar la seguridad en las redes de datos.

Por ejemplo, trasladando la operación del sistema DNS a una cadena de bloques, se descentralizaría completamente su funcionamiento. Al distribuirse en una red abierta en la que los datos están encriptados en la ubicación de cada miembro de la cadena, la tabla de DNS está a disposición de todos ellos, y la verificación de la autenticidad de la información se lleva a cabo en cada punto de la red, imposibilitando que los datos se puedan eliminar o falsificar. Pero esto no significa que la estructura sea inviolable, sólo que es considerablemente más difícil y costosa, y lleva más tiempo lograr romper la seguridad. Como dijo el defensor de seguridad de Symantec para Asia-Pacífico y Japón, Sheriff El Nabawi: “Todas las acciones se registran con precisión en bloques que están interconectados a bloques anteriores. Esto significa que los datos se replican en cada bloque posterior, lo que permite que el sistema compare el nuevo bloque con toda la cadena. Si un bloque contradice los otros bloques, se reconocerá como falso y alertará a todo el sistema”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Este nivel de seguridad es más que interesante, por lo que se utiliza en ámbitos como el de las criptodivisas, pero ya se han dado casos en los que se ha podido romper el código de una cadena de bloques para robar grandes cantidades de dinero. Un ejemplo es el ataque DAO (Organización Autónoma Descentralizada) que permitió el robo de criptomonedas por valor de 50 millones de dólares. Los expertos achacaron esto a errores en el código, algo que puede suceder en cualquier desarrollo de software, pero existen otros puntos débiles en esta estructura, como los nodos individuales de una cadena de bloques. Además, está el factor humano, que puede abrir las puertas a ciberataques por errores como la reutilización de contraseñas o no seguir los consejos de buenas prácticas de seguridad. Y también por sufrir un ataque de phishing y otras modalidades de robo de datos. Por ello, aunque blockchain sea una buena forma de crear la estructura de determinadas redes de datos, es vital que las organizaciones que apuesten por este concepto deben poner especial cuidado en la protección de todo el entorno de la cadena de bloques, tanto a nivel de software como de infraestructura de hardware y redes.