Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nace una nueva red satelital para impulsar los despliegues de IoT

  • Infraestructura

satelite

Tras casi diez años de inversión constante, la compañía ha completado el despliegue de su red de satélites que, con la tecnología incorporada, se convertirá en la base de una plataforma de conexión de alta velocidad y escala global. Su principal cometido será dar soporte a los nuevos modelos de industria conectada mediante IoT y proporcionar banda ancha a sectores como el transporte aéreo y marítimo, entre otros.

La compañía Iridium, en colaboración con otras firmas de la industria aeroespacial como el fabricante Thales Alenia Space y la empresa SpaceX, ha logrado completar su plan de actualización tecnológica para sus satélites. Desde principios de este año, Iridium ya podrá ofrecer nuevos servicios de conectividad de banda ancha a través de una red satelital más rápida y mejor adaptada a las nuevas necesidades de ciertas industrias. Uno de sus objetivos más importantes será proporcionar conectividad para redes IoT industriales de alcance global, para lo que hace unos meses se asoció con Amazon Web Services, creando la plataforma Iridium Connect.

Pero su capacidad para ofrecer conectividad a dispositivos basados en Internet of Things no se limitará a este proyecto, ya que la nueva tecnología de comunicaciones integrada en estos satélites permitirá proporcionar conectividad a una nueva generación de dispositivos industriales y de consumo más pequeños, ligeros y económicos, lo que podría llevar el concepto IoT a nuevos ámbitos.

Tras este largo proceso la red consta de 66 satélites operativos, otros 9 que se encuentran en órbita como reserva, y una infraestructura de conectividad de nueva generación en tierra, a través de la que esta red se puede enlazar a los puntos de interconexión global. Este gran despliegue ha costado unos 3.000 millones de dólares, pero con su puesta en funcionamiento la empresa espera ir disminuyendo su gasto de capital unos 35 millones al año, a la vez que irá incrementando los ingresos a través de sus servicios especializados en IoT y banda ancha, entre otros.

En su comunicado oficial, el CEO de Iridium, Matt Desch, dijo que “La finalización del programa Iridium NEXT significa un nuevo capítulo en la historia de Iridium, uno en el que nos hemos transformado de un gran gastador de efectivo a un gran generador de efectivo. Esta es la culminación de una escalada larga y exitosa y, llegando a la cima, es gratificante saber que el futuro de la compañía es seguro, y que hemos madurado financieramente como operador de satélites. Muchísimas gracias a todo nuestro equipo, especialmente a nuestros amigos de SpaceX y nuestro principal fabricante de satélites Thales Alenia Space y sus equipos”.

Entre los servicios que ofrecerá esta nueva red satelital se cuenta el sistema de seguimiento y vigilancia de aeronaves AireonSM y el servicio de banda ancha Iridium Certus, que se lanzó en enero de este año. Pero también se enfocarán en proporcionar conectividad y servicios a la industria 4.0, la navegación y el transporte marítimo y determinados servicios al consumidor final, como conectividad en regiones que se encuentran fuera de la red global de Internet. Para dar una medida de las mejoras que proporcionará la nueva tecnología de satélites de Iridium, sus creadores destacan que los nuevos dispositivos de conectividad que han integrado proporcionan hasta 35 veces más velocidad que los satélites actuales. Y, además, afirman que son compatibles con la telemetría, la transmisión de imágenes, llamadas de voz de alta calidad, correo electrónico, acceso a Internet de banda ancha y muchos otros servicios. Y, sobre todo, destacan que la arquitectura reticulada de su red permite la transmisión de datos a tiempo real en todo el planeta, incluidos los océanos y las regiones polares, sin necesidad de contar con una extensa red de estaciones terrestres.