Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de memoria podría sufrir una recesión en 2019

  • Infraestructura

placas_memorias_1

Así lo prevén los representantes de la industria en Taiwán, en un análisis reciente en el que indican que la posible caída de los precios reconfigurará el sector. Según sus estimaciones, esto podría alterar el ranking de productores a nivel mundial, situando a las fábricas de su país en la segunda posición, sustituyendo a Corea y quedando solo por detrás de Estados Unidos.

A lo largo de 2017 y 2018 el mercado de memoria DRAM ha vivido un auge importante, y en el ranking de marcas han ido subiendo los fabricantes de países orientales como Corea o Taiwán. El ejemplo más claro es Samsung, que lidera la clasificación mundial del mercado DRAM, lo que le ha permitido arrebatar la primera posición en el mercado de semiconductores a Intel, el líder tradicional del sector.

Ahora, el Instituto de Investigación Industrial de Taiwán ha publicado un informe de tendencias de la industria, en el que augura que los precios de la memoria DRAM se revisarán a la baja durante 2019, generando una posible recesión en este segmento de los semiconductores. Como también señalan otros indicadores, debido a ello y a los problemas de sobreoferta en el mercado de memoria NAND, Samsung podría devolver el liderazgo del mercado de semiconductores nuevamente a Intel. Pero las consecuencias irían más allá.

Los expertos que han elaborado este informe afirman que la situación del mercado DRAM permitirá a Taiwán situarse en la segunda posición en el ranking mundial de memoria. Según Peng Mao-jung, gerente del Instituto de Obstetricia y Desarrollo Estratégico Internacional del Instituto Industrial de Taiwán, se debería mirar con cautela la economía en 2019. En su opinión, la recesión del valor del mercado de semiconductores será de un 3%, y se espera que en el caso de la memoria el descenso alcance el 20%.

Esto conducirá a un cambio de posiciones en el ranking de fabricantes de memoria. Además del intercambio de puestos de Intel y Samsung, Mao-jung afirma que TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company) podría ganar el puesto actual de SK Hynix, el tercer fabricante de chips de memoria más grande del mundo. El resultado a nivel general de estas y otras modificaciones en la clasificación de proveedores de memoria y otros semiconductores conducirán a una mejora global de las marcas de Taiwán. Concretamente, el informe indica que en 2018 el valor de la industria del país alcanzó 2,62 trillones de dólares (americanos), registrando un crecimiento constante del 6,4%.

De cara a 2019, con la desaceleración económica mundial, el impulso anterior de esta industria se verá reducido, pero se espera que en Taiwán se alcance un crecimiento del 0,9%, pudiendo alcanzar un valor de producción de 2,64 trillones. Este rendimiento sería positivo, mientras que las previsiones para el resto de países líderes del sector serían inferiores, lo que lleva a estos expertos a pronosticar la mejoría de Taiwán con respecto a sus competidores.

Esto se verá apoyado por la industria de obleas para la fabricación de semiconductores, en cuyo mercado Taiwán es el líder actual, con una participación de alrededor del 70%. Y en el segmento de pruebas de circuitos integrados tiene una cuota de mercado del 50%. Al mismo tiempo, tanto el gobierno como la industria nacional están reforzando sus inversiones para el desarrollo de tecnologías emergentes para la inteligencia artificial, IoT, comunicaciones 5G, industria 4.0 vehículos conectados y autónomos, computación de alto rendimiento y redes de alta velocidad. Esto dará más fuerza a las empresas taiwanesas, que esperan aumentar su competitividad en los mercados de estas y otras tecnologías emergentes.