Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La digitalización plantea nuevos retos energéticos

  • Infraestructura

eletricidad_energia

El avance tecnológico está incrementando el consumo energético en todo el mundo, y las empresas se enfrentan a ello buscando mejorar al máximo la eficiencia de sus sistemas. Durante el reciente Smart Energy Congress, numerosos expertos y representantes de organizaciones han debatido sobre las mejores estrategias a seguir para mejorar en este campo, lo que permitirá avanzar hacia el futuro de forma sostenible.

Durante los días 3 y 4 de abril se ha celebrado en Madrid el Smart Energy Congress 2019, un evento centrado en la importancia de la eficiencia energética en la era de la digitalización. Este encuentro reunió a representantes de numerosas organizaciones y expertos en tecnología y eficiencia energética, con el objetivo de compartir conocimientos y experiencia para hacer frente a los retos que supone el creciente consumo energético de las infraestructuras tecnológicas que dan vida a la digitalización.

Uno de los temas más importantes es cómo las nuevas tecnologías permiten reducir el consumo de energía ante el avance de la transformación digital.  Innovaciones como Internet of Things, la inteligencia artificial, las futuras redes de comunicación 5G o la realidad aumentada pueden contribuir a la reducción del consumo energético y las emisiones de carbono en todo el mundo. Pero parta lograrlo es preciso trabajar en la forma de que la tecnología en que se basan estos avances sea lo más eficiente posible.

Los expertos hacen hincapié en que las grandes infraestructuras TI que dan soporte a estas aplicaciones, tanto los centros de datos como las redes de comunicaciones, deben evolucionar para reducir el consumo de energía al máximo, algo que aporta beneficios tanto a las propias organizaciones como al conjunto de la sociedad. A lo largo del congreso se debatió en torno a dos líneas de acción principales, que fueron la visión estratégica y la visión tecnológica.

Y se celebraron diferentes sesiones que abarcaron temas candentes como las Smart Cities, la industria 4.0, la “energía inteligente” y las grandes infraestructuras TI. El objetivo principal fue compartir la visión de los expertos y las empresas acerca de los retos a los que se enfrentan, las mejores prácticas dentro de las industrias, las tendencias en tecnología y mercado, la innovación y los factores que influyen en el éxito de las estrategias para la reducción del consumo energético.

Entre los participantes de las diferentes sesiones celebradas en el congreso se contaron representantes de diferentes ciudades españolas que están embarcadas en proyectos de mejora de la eficiencia energética, así como algunas de las principales empresas tecnológicas del país. Además, se dedicó una atención especial a las PYMEs y startups enfocadas a las nuevas tecnologías. También tuvo una importante presencia la innovación tecnológica centrada en el ahorro energético, una de las claves fundamentales para lograr los objetivos de sostenibilidad en el futuro.

Los organizadores del Smart Energy Congress 2019 han destacado el creciente interés de los gobiernos y las organizaciones en la eficiencia energética, y han registrado un 18% más de asistentes que el año pasado, y un importante aumento de los expositores y de las empresas asociadas a la plataforma enerTIC, que ya cuenta con 65 miembros de diferentes sectores, tanto privados como públicos y del ámbito de la investigación científica. Esta tendencia hacia la eficiencia energética está cobrando impulso, y los expertos esperan que en los próximos años se convierta en uno de los factores clave para la administración y las empresas, tanto por la reducción de costes como por la responsabilidad medioambiental, que es cada vez más importante en el ámbito de los negocios.