Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Código abierto para impulsar el desarrollo de procesadores más rápidos

  • Infraestructura

Chip Procesador

En los últimos años el desarrollo de los procesadores ha comenzado a mostrar una desaceleración, debido tanto a que parece acercarse el tope de evolución de las tecnologías actuales. Frente a este problema, que rompe con la Ley de Moore, IBM ha decidido emplear código abierto en parte de su tecnología Power para lograr mejores avances mediante la colaboración.

La Ley de Moore estableció en su momento que cada dos años se duplicaría la potencia de los procesadores informáticos, pero en los últimos años parece que ha dejado de cumplirse a rajatabla. Esta desaceleración se debe a factores como la dificultad de reducir determinadas arquitecturas grabadas en el silicio base, ya que se requieren avances paralelos que no se están dando a la velocidad esperada. Fabricantes como Intel o IBM encuentran dificultades para evolucionar sus productos al ritmo que lo han hecho en las décadas anteriores, por lo que están buscando ayuda externa.

Un ejemplo es IBM, que acaba de “abrir” la arquitectura Power de sus procesadores para infraestructuras de categoría empresarial, empleando código abierto en parte de su diseño. Con ello pretende recabar la ayuda de los miembros de comunidades de código abierto en un intento de acelerar el rendimiento de sus procesadores, mejorando los flujos de datos entre la CPU y el resto de hardware conectado.

Al mismo tiempo, durante una reciente conferencia, intentó incentivar a la industria a abordar este problema, siguiendo su ejemplo de abrir los derechos sobre el conjunto de instrucciones y las interfaces de sus procesadores. Y publicó sus diseños de referencia de hardware y software para tratar de potenciar el avance tecnológico general de los entornos de computación de alto rendimiento y otras plataformas TI para los centros de datos.

Esta iniciativa de IBM ha culminado con la entrega a la Linux Foundation del control sobre la Fundación OpenPower, que se encarga de administrar la arquitectura Power de sus procesadores. Según dijeron los representantes de la compañía en un evento reciente en San Diego, esto sería “crítico para superar los cuellos de botella de rendimiento para las cargas de trabajo emergentes como la IA”. Y ayudaría a “maximizar el ancho de banda de memoria entre procesadores y dispositivos conectados”.

La política de IBM para acelerar el desarrollo de tecnologías habilitadoras de la IA y otras innovaciones que exigen el máximo rendimiento informático va en sintonía con otras iniciativas de grandes fabricantes, materializadas en proyectos como Open Compute Project, entre otros. El objetivo de estos proyectos de colaboración a través del código abierto es potenciar el desarrollo de hardware y software para habilitar nuevos procesadores y aceleradores, y se espera que en los próximos años continúe estimulando la innovación en la industria.