Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Europa comienza el desarrollo de un procesador de bajo consumo para centros de datos

  • Infraestructura

Procesador tecnologia 3 generica

La European Processor Initiative es un proyecto lanzado recientemente por la Comisión Europea, que persigue la creación de una arquitectura de procesador de baja potencia para superordenadores de gran escala, centros de datos y la industria automotriz. A pesar del poco tiempo que lleva en funcionamiento, ya ha entregado los primeros diseños para promover el mercado europeo de HPC.

El pasado diciembre de 2018 la Comisión Europea lanzó la European Processor Initiative (EPI), un proyecto que forma parte de la Empresa Común EuroHPC, financiada a través del programa Horizonte 2020, y que persigue el desarrollo de un ecosistema independiente e innovador de computación de alto rendimiento (HPC) en Europa. Esta iniciativa, en concreto, tiene como objetivo desarrollar una nueva arquitectura de procesadores de baja potencia para entornos HPC, pensando en los centros de datos o la industria automotriz.

Los planes anunciados en su lanzamiento, la EPI pretende construir un procesador con arquitectura RISC-V, FPGA incorporado y componentes ARM, que podría funcionar en sistemas pre-exaescala para 2021. Y después lanzar una versión mejorada que permita construir superordenadores exaescala para 2022 o 2023.  Tras pocos meses desde su creación, la EPI ha entregado los primeros diseños de la arquitectura RISC-V.

Según comentó Jean-Marc Denis, presidente de la junta directiva de EPI, “Las familias de procesadores EPI de alto rendimiento y eficiencia energética incluirán los núcleos aceleradores y de propósito general más avanzados, que ofrecerán capacidades de procesamiento sin precedentes, lo que permitirá a los investigadores académicos y de la industria de la UE abordar los desafíos globales de manera más eficiente. La sostenibilidad empresarial de la iniciativa está respaldada por objetivos de mercado cuidadosamente equilibrados, con un enfoque principal en HPC / AI exascale y mercados automotrices”.

El proyecto EPI incluye a 26 socios de la industria y las entidades académicas, incluyendo Atos, CEA, el Centro de Supercomputación de Barcelona y ETH Zürich. En palabras del gerente general de la EPI, Philippe Notton, “Es un privilegio liderar este consorcio y permitir la creación de un nuevo gran jugador en el campo de los semiconductores avanzados en Europa. Tenemos los mejores equipos y una gran cartera de experiencia a bordo, desde submicrón de nodos profundos, co-diseño, informática, HPC y productos finales automotrices. Esperamos enviar nuestra primera solución de clase alta y alto rendimiento a partir de 2021”.