Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

China da pasos de gigante en la supercomputación

  • Infraestructura

Supercomputador_MareNostrum_4

El gigante asiático está en plena evolución tecnológica y está decidido a apostar por las nuevas tecnologías de computación de alto rendimiento. Para ello va a construir un nuevo Centro Nacional de Supercomputación de 100 petaflops, para el que tiene intención de recurrir a tecnología fabricada en China, eludiendo en lo posible a los proveedores extranjeros.

La Computación de Alto Rendimiento es uno de los principales frentes de batalla para la digitalización de los países, y numerosos gobiernos están ampliando sus partidas presupuestarias para construir nuevas infraestructuras HPC, como medio para incrementar su capacidad en áreas clave como la predicción de patrones climáticos o la investigación de ámbito público en numerosos campos de la ciencia y la ingeniería, tales como la medicina, la genética o la propia computación de vanguardia.

China no es una excepción, y acaba de anunciar sus planes para construir un nuevo Centro Nacional de Supercomputadores, que contará con una capacidad de 100 petaflops, que será el séptimo dentro del país, sumándose a los superordenadores ubicados en las ciudades de Tianjin, Jinan, Changsha, Shenzhen, Guangzhou y Wuxi. No se han develado más detalles técnicos sobre este proyecto, sólo que se ubicará en ZhengZhou y que se espera acabar su construcción para la primera mitad de 2020.

Los expertos creen que las autoridades chinas van a recurrir a tecnologías fabricadas dentro del país para la construcción de esta nueva infraestructura HPC, evitando en la medida de lo posible el uso de componentes fabricados por empresas extranjeras, que podrían elevar los costes por las cargas arancelarias. Además, esto servirá para reforzar la industria local, que está luchando por independizarse al máximo de los fabricantes de otros países, especialmente de Estados Unidos o Taiwán, principales proveedores de equipos y componentes informáticos.

En este sentido, según explicó el profesor Qian Depei, científico jefe del proyecto nacional de I+D sobre HPC en China, “El objetivo es construir computadoras a gran escala con tecnología autocontrolada; es un tipo de lección que aprendimos en el pasado. Simplemente, no podemos estar completamente vinculados a la tecnología externa cuando construimos nuestro propio sistema”.

Según se ha dado a conocer, este proyecto de centro de datos HPC no alcanzará la categoría de exaescala, pero sí servirá para desarrollar prototipos del software que se empleará en las futuras infraestructuras Exascale del país. Asimismo, en el artículo de prensa publicado en el medio MOST, Science and Technology Daily, se indica que el nuevo Centro Nacional de Supercomputación se empleará para desarrollar aplicaciones de inteligencia artificial, fabricación de equipos, medicina de precisión y reproducción biológica, entre otros campos.