Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las cadenas de suministro de Asia se reorganizan por la mudanza de fabricantes fuera de China

  • Negocios

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

El conflicto comercial entre China y los Estados Unidos ha generado una ola de cambio en numerosas industrias tecnológicas, lo que está conduciendo a una redefinición de las cadenas de suministro en toda la región de Asia Pacífico. Por ello, los expertos opinan que se van a desarrollar con rapidez nuevas cadenas de suministro en las que cobrarán importancia nuevos proveedores y regiones clave.

La entrada en vigor el 10 de mayo de los nuevos aranceles de un 10% adicional a las importaciones de China, especialmente productos del ámbito de la tecnología, está acelerando los planes de reubicación de las fábricas afincadas en este país. Las empresas extranjeras se están llevando sus líneas de producción y montaje a otros lugares, lo que está teniendo un impacto en muchas cadenas de suministro vinculadas al sector tecnológico.

De hecho, los expertos afirman que estos cambios van a tener un impacto muy profundo en la red de fabricantes y proveedores que intervienen en la industria tecnológica por toda Asia Pacífico. Concretamente, esperan que los países miembros de la ASEAN vivan una reconfiguración de las cadenas de suministro en las que nuevos actores cobrarán importancia, mientras las empresas tradicionales, especialmente los proveedores de ciertas tecnologías, se adaptan a la nueva situación.

Actualmente, como se está pudiendo ver en la industria tecnológica taiwanesa, las empresas están teniendo dificultades para recuperar el volumen de producción previo a la mudanza de sus fábricas, un proceso que aún no han completado y que todavía les llevará un tiempo. Mientras tanto, los proveedores que no tienen fábricas en China, o que no dependen tanto de sus clientes en Norteamérica, se encuentran en una mejor posición para incrementar su cuota de mercado.

De hecho, los expertos prevén que la industria de Taiwán y de otros países que tradicionalmente han tenido sus fábricas en China va a recurrir a nuevos proveedores de componentes de fuera de china, lo que cambiará profundamente las cadenas de suministro de tecnología del Sudeste Asiático. Al mismo tiempo, las empresas chinas están recuperando margen de maniobra dentro de su mercado interno, a medida que los fabricantes de países extranjeros salen del país. Aunque esto no está ocurriendo en todas las categorías de tecnología, está teniendo mucho impacto en el mercado de servidores, memoria y otros componentes clave para la informática empresarial y la electrónica de consumo.