Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nace el Consorcio de Computación Confidencial

  • Infraestructura

Confidential_computing_Consortium

Un grupo de empresas tecnológicas de primer nivel se ha aliado para crear el Consorcio de Computación Confidencial, que pretende desarrollar tecnologías de código abierto para garantizar un cifrado seguro en todo el ciclo de vida de los datos. Entre sus miembros están fabricantes de tecnología y proveedores de servicios en la nube, que colaborarán para crear un nuevo paradigma de computación segura.

La semana pasada la Linux Foundation anunció la creación del llamado Consorcio de computación Confidencial. Esta organización, formada por Microsfot, IBM, ARM, Alibaba, Intel, Baidu, Tencent, Red Hat, Google Cloud y Swisscom, pretende impulsar la adopción de este tipo de computación mediante tecnologías y estándares de código libre. La computación confidencial tiene como objetivo sacar el cifrado de los datos del lugar secundario que ocupa actualmente y situarlo en un nivel primario dentro de las operaciones de computación.

Para los impulsores de esta iniciativa, este es el camino a seguir en el futuro, dada la dificultad creciente para garantizar la seguridad de las comunicaciones cifradas en un mundo cada vez más conectado. Actualmente, la industria informática se está expandiendo a nuevos entornos, desde lo local hasta la nube y al borde, y las organizaciones están moviendo constantemente sus cargas de trabajo entre diferentes entornos, según sus necesidades en cada momento.

Para hacerlo necesitan sistemas que garanticen la inviolabilidad de los flujos de información, y el cifrado es la respuesta obvia. Pero los sistemas actuales sitúan esta tecnología en un tercer nivel, y la computación confidencial propone un nuevo paradigma en el que los datos cifrados se procesan directamente en la memoria, sin exponerlos al resto del sistema. Esto reduce los riesgos de que se pueda acceder a ellos, a la vez que proporciona más control y transparencia a los usuarios.

Según comentó en el anuncio oficial Jim Zemlin, director ejecutivo de The Linux Foundation, “El primer trabajo sobre tecnologías que tienen la capacidad de transformar una industria a menudo se realiza en colaboración en toda la industria y con tecnologías de código abierto”. Y destacó que “El Consorcio de Computación Confidencial es un indicador líder del futuro de la seguridad en informática y ayudará a definir y construir tecnologías abiertas para soportar esta infraestructura de confianza para el uso de datos”.

Esta organización ya cuenta con destacados miembros de industrias como la fabricación de hardware informático, desarrolladores de software, proveedores de la nube, académicos y expertos en código abierto. Y se espera que en el futuro se adhieran más compañías tecnológicas que aporten sus conocimientos y experiencia para construir una nueva forma de computación que garantice la seguridad de la información empresarial en la era digital.