Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Inteligencia artificial al servicio de las operaciones

  • Inteligencia Artificial

Inteligencia artificial Robot.jpg

Las grandes empresas están adentrándose en un nuevo uso de la inteligencia artificial, que es el área de las operaciones. Se espera que en los próximos años la IA se expanda rápidamente en este campo, permitiendo a las organizaciones reducir los costes a través de la automatización y prevenir muchos de los problemas inherentes a las operaciones TI.

La inteligencia artificial continúa encontrando nuevas utilidades dentro de las empresas, y una de ellas es la de automatizar las operaciones de TI, en lo que se denomina AIOps. Según Gartner, en 2022 un 40% de las organizaciones empleará esta tecnología para incrementar su efectividad a través de la automatización, reducir los costes operativos y alcanzar capacidades predictivas para anticiparse a los problemas que puedan surgir en el área TI.

Los expertos dicen que esta tecnología no hace milagros, pero la reducción de costes y la mejora de efectividad sí son reales, por lo que AIOps ya forma parte de las estrategias de digitalización de las organizaciones, especialmente entre las grandes empresas. Los CIOs ven en esta rama de la IA una forma de obtener nuevas ventajas en sus tareas de gestión, asignación y control presupuestario. Y estas mejoras irán cobrando importancia a medida que las técnicas de machine learning vayan afinando su comprensión de las operaciones, hallando nuevas y mejores formas de trabajar y de reducir costes. Por ejemplo, en cosas como la gestión de los sistemas de refrigeración de los centros de datos, una utilidad que Google ya ha puesto en práctica con éxito.

Y otro de los campos en los que AIOps irá mejorando con el uso es en la capacidad de detectar posibles incidencias en las infraestructuras y servicios TI, desde calcular cuándo se acaba el ciclo de vida de recursos como el almacenamiento a detectar inconsistencias, errores o malas prácticas que puedan generar riesgos de ciberseguridad. Las capacidades que aporta una automatización basada en la inteligencia artificial al campo de las operaciones de TI son variadas, y muchos expertos afirman que solo se ha rascado la superficie, ya que la IA tiene un gran potencial de desarrollo, y probablemente proporcionará nuevas soluciones a problemas de diferente naturaleza.