Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El MIT emplea la inteligencia artificial en el desarrollo de un nuevo antibiótico

  • Inteligencia Artificial

Investigación

A través del aprendizaje automático, el Instituto Tecnológico de Massachusetts está impulsando el desarrollo de un nuevo tipo de antibiótico de nueva generación. El objetivo es que sea capaz de eliminar los patógenos que a lo largo de los años se han hecho resistentes a los antibióticos tradicionales, debido al uso excesivo de estos tratamientos en el pasado.

La ciencia está apoyándose cada vez más en la inteligencia artificial para acelerar los proyectos de investigación, aprovechando que las máquinas son capaces de desempeñar ciertas tareas con mucha más rapidez y fiabilidad que los humanos. Uno de los campos en los que esto está incrementándose su uso es en la investigación farmacéutica, y ahora el MIT acaba de anunciar que está usando esta tecnología para desarrollar un nuevo tipo de antibiótico.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

El problema que quieren atajar es el de las bacterias y otros microorganismos que se han vuelto resistentes a los antibióticos tradicionales, como consecuencia del abuso de medicamentos en el pasado. En esta complicada labor han decidido recurrir al aprendizaje automático para acelerar ciertos trabajos, como la detección de moléculas de interés para su investigación, y afirman que el modelo de machine learning que están usando les ha permitido identificar más de 100 millones de moléculas en tan solo tres días, algo imposible de lograr mediante los métodos de investigación convencionales.

En opinión de los científicos que están al cargo de este proyecto, su modelo de ML es mucho más preciso que los empleados anteriormente, lo que les está permitiendo acelerar más que nunca la investigación de medicamentes desarrollados por ordenador, que denominan “in silico”. Esta metodología está siendo adoptada por los investigadores farmacéuticos en muchos de los principales laboratorios del mundo, ya que permite reducir drásticamente el coste de las investigaciones, a la vez que acelerarlas significativamente.

Según han dado a conocer, los científicos del MIT están trabajando sobre la base de moléculas capaces de acabar con la bacteria E. coli, entrenando a la IA para que sea capaz de determinar si las sustancias objeto de estudio tienen la capacidad que buscan, manteniendo una baja toxicidad para el ser humano. Por ahora han logrado identificar capacidades desconocidas en tratamientos que se usaban en pacientes muy concretos, como los diabéticos, y que podrían ser altamente beneficiosos en otros casos.

En palabras de James Collins, investigador del Instituto de Ingeniería y Ciencia Médica (IMES) del MIT y del Departamento de Ingeniería Biológica, y uno de los autores principales del estudio, “queríamos desarrollar una plataforma que nos permitiera aprovechar el poder de la inteligencia artificial para marcar el comienzo de una nueva era de descubrimiento de antibióticos. Nuestro enfoque reveló esta increíble molécula que posiblemente sea uno de los antibióticos más potentes que se ha descubierto”.