Inteligencia artificial para la emisión de préstamos

  • Inteligencia Artificial

Fintech (home)

La industria financiera y los bancos están aplicando cada vez más la inteligencia artificial en sus operaciones, por ejemplo, para la evaluación de riesgos de sus clientes. Según los expertos, para 2025, el valor de los préstamos emitidos a través de las suscripciones de IA llegará a unos 315.000 millones de dólares, a medida que se generaliza el uso de estas tecnologías en la concesión de créditos.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

Uno de los campos en los que la inteligencia artificial está demostrando su eficacia es en la evaluación de riesgos, algo que tiene múltiples ámbitos de aplicación en diferentes industrias. La base del éxito está en alimentar la IA con datos de calidad que permitan desarrollar modelos fiables, algo que la industria financiera ha podido constatar a medida que ha avanzado en la implementación de esta tecnología. Después de un período de ensayo y error, ahora la banca ya está lista para escalar sus proyectos de IA en campos clave como la evaluación de riesgo crediticio.

Según la última investigación de Juniper Research, el valor de los préstamos no garantizados que se emiten a través de plataformas de suscripción de inteligencia artificial pasará de 24.000 millones a 315.000 millones de dólares entre 2020 y 2025. Como explican en este informe, los prestamistas quieren aprovechar la capacidad que tiene actualmente la inteligencia artificial para evaluar mejor el riesgo de los clientes comerciales y los consumidores y no enfrentarse al gran volumen de impagos que han tenido que hacer frente con las estrategias tradicionales.

Las estimaciones de Juniper Research son que los préstamos a los consumidores serán los principales impulsores del progreso en el uso de la IA para la concesión de créditos. Y afirman que los prestamistas pueden encontrar grandes oportunidades gracias a la combinación de la inteligencia artificial con el concepto de Open Banking, lo que les permitiría expandir sus carteras de clientes. Para George Crabtree, coautor de este estudio, “la expansión de las operaciones de préstamos a áreas del mercado sin explotar es una forma fundamental en la que los bancos no solo pueden aumentar sus propios ingresos, sino que también pueden competir de manera más eficaz con los servicios fintech rivales”.

Otro campo en el que la inteligencia artificial está ofreciendo muchas mejoras a la industria financiera es el de los asesores robóticos, o roboadvisors, que permiten a los usuarios administrar sus carteras de inversión, y que están captando el interés de las grandes financieras. Según los autores de este informe, estas Fintech cerrarán 2020 con un volumen de inversiones administradas de unos 500.000 millones de dólares, una cifra que para 2025 podría llegar a los 3 billones. Estas cifras están interesando cada vez más a las grandes firmas, debido a que dan acceso a grandes grupos de usuarios potenciales.