Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los directores de datos comienzan a entender el valor real de la analítica

  • Negocios

analitica big data

En una encuesta reciente, la consultora Gartner ha tomado el pulso a los CDO en relación a sus estrategias y tácticas en el campo de Data Analytics, comprobando que están priorizando los puntos más importantes. Y, aunque están dejando fuera de sus estrategias algunos factores clave para aportar valor a través de la analítica, están comprendiendo que DA puede aportar beneficios en nuevas áreas del negocio.

Una reciente encuesta realizada por Gartner indica que los directores de datos (CDO) sus equipos de datos y analítica (DA) están enfocándose en las prioridades correctas a la hora de establecer sus estrategias en torno al dato. Aunque también señala que no están equilibrando bien sus responsabilidades para optimizar al máximo el trabajo en la organización, por lo que recomiendan adoptar un enfoque más estratégico.

Por ello, Debra Logan, vicepresidenta de investigación de Gartner, dijo que “Los CDO generalmente se centran en las cosas correctas, pero no tienen la combinación correcta de actividades”. En este sentido, los datos de la encuesta revelan que los miembros de los equipos de Data Analytics tienen como máxima prioridad el crear una cultura basada en los datos dentro de la organización. Pero también muestra que existen ciertos problemas en aspectos tanto técnicos como no técnicos, como en la integración de datos y la capacitación en habilidades relacionadas con los datos. También en actividades estratégicas y tácticas como el programa de gestión de información empresarial (EIM) y arquitectura de plataformas de Data Analytics.

La tercera prioridad para los CDO y sus equipos de DA, tal como han expresado el 28% de los entrevistados, es la implementación de una estrategia de data analytics, pero han relegado a la posición número 12 un punto estratégico muy relacionado, que es la creación de un plan de alfabetización de datos dentro de la empresa. Y esto resulta cuanto menos curioso, ya que el primer obstáculo identificado por los encuestados para crear este nuevo tipo de cultura empresarial es la falta de conocimiento de los datos.

En palabras de Logan, “La baja clasificación de las actividades estratégicas se puede explicar porque la mayoría de las organizaciones se encuentran en el nivel de madurez 3 o superior para EIM y business intelligence and analytics. Si bien la encuesta muestra que la gobernabilidad de la información es importante, especialmente la gestión de datos maestros (MDM), los CDO nunca deben perder de vista los resultados comerciales que intentan lograr. Centrarse exclusivamente en la gobernanza, incluso en MDM, no es suficiente para tener éxito como un CDO”.

Dentro de las estrategias de Data Analytics que las organizaciones están desplegando la mayoría de CDO destacan la importancia del aprendizaje automático (76%) y la inteligencia artificial (67%). Hasta el punto de que el 65% de los encuestados afirma estar usando machine learning o probando proyectos piloto, y el 53% indica que está haciendo lo mismo con la inteligencia artificial. Por otro lado, solo un 18% está usando o probando contratos inteligentes y un 16% blockchain.

Según Logan, “Los CDO están adoptando tecnologías emergentes para habilitar e impulsar el éxito del programa de datos. Los encuestados que informaron sobre un desempeño organizacional general superior, en comparación con sus competidores o compañeros, tenían más probabilidades de usar ML para impulsar el crecimiento de los ingresos, atraer y retener a los mejores talentos y traducir las necesidades de los clientes o negocios en productos o servicios de alto valor”.

Otra conclusión interesante del estudio de Gartner es que, en general, muy pocas organizaciones están vinculando la analítica de datos al valor financiero, lo que afecta a la percepción de DA dentro de la compañía. Concretamente, solo un 8% de los CDO miden el valor financiero de data analytics. Mientras tanto, el 45% afirman que generan algunas métricas de calidad de los datos, por ejemplo, la precisión, la integridad, la escala y el uso de los datos. Y un 29% dicen que miden el impacto de la información crítica y de los activos de datos en procesos comerciales, por ejemplo, usando las métricas KPI.

En este contexto, logan afirma que “La medición del valor de la información se inclina claramente hacia la calidad de los datos. Hay margen de mejora ya que casi una quinta parte de los CDO encuestados no tienen una medición objetiva de los activos de información. Las organizaciones deben darse cuenta de que quienes miden el valor financiero de la información clave y los activos de datos o miden el impacto de estos en los procesos de negocios tienen casi el doble de probabilidades de reportar un desempeño superior en la efectividad del equipo de DA”.

A pesar de que los CDO están pasando por alto ciertos aspectos de la analítica de datos que pueden ser vitales para los negocios, su enfoque está cambiando y se están dando cuenta de la importancia que tiene DA a nuevos niveles. Esto se ve reflejado en la encuesta, en la que el 60% de entrevistados afirma que está generando valor de los activos de datos para mejorar los procesos internos, y el 57% para aumentar el valor de los productos y servicios, enfocándose en la eficiencia. Y el 50% de los CDO también ha declarado que se está centrando en mejorar las nuevas ofertas al innovar con la información. Por otro lado, el 19% dice que venden o licencian información a través de intermediarios de datos o mercados online, y un 17% vende o concede licencias a otros por dinero.

En este informe Gartner ofrece una serie de recomendaciones para que los CDO alcancen el éxito, afirmando que deben dar más importancia a:

- Proporcionar resultados empresariales medibles y resultados específicos como la calidad de los datos.

- Equilibrar las iniciativas tácticas y estratégicas, sobre todo en la implementación de tecnología, pero dejando la propia implementación en manos de los CIO.

- Experimentar con tecnologías digitales emergentes y determinar los mejores casos de uso a los que se pueden aplicar más allá de la fase de piloto.