Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

España aún debe avanzar más en capacidades de analítica de datos

  • Gestión del dato

Analitica_analisis_datos_1

Según muestra el Índice de Alfabetización de Datos, España tiene una calificación de notable, pero este ranking también indica que nuestro país se encuentra a la cola de Europa en materias clave como la capacidad para gestionar, analizar y utilizar datos. También se ve superado por Estados Unidos, Australia o Singapur, y solo supera a Japón en esta escala.

El Índice de Alfabetización de Datos (DLI), realizado por la escuela de negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania, la consultora IHS Markit y la empresa Qlik, se emplea para medir la capacidad de analizar, interpretar y trabajar con los datos en las organizaciones. Este estudio estadístico sirve para evaluar el nivel de alfabetización digital de los trabajadores dentro de las economías desarrolladas, y para realizarlo se han medido tres indicadores en más de 600 compañías de Estados Unidos, Europa y Asia, todas ellas con al menos 500 empleados y pertenecientes a diversos sectores, como la industria, la banca, las finanzas, el comercio minorista, el transporte, la salud, la energía, la construcción, los servicios públicos y las comunicaciones.

El primer indicador es la capacidad de los empleados para trabajar con datos, el segundo el papel que juegan los datos en la toma de decisiones de la organización, y el tercero la distribución equitativa de los datos a lo largo de la empresa. Del análisis de estas categorías se extraen puntuaciones de 0 a 100 que, combinadas, proporcionan el Índice de Alfabetización de Datos. En la última actualización se refleja que España tiene una puntuación de 71 sobre 100, un notable a todas luces.

Pero esta nota se queda corta en comparación con otros países de nuestro entorno, como Italia (71,9), Francia (77,3), Alemania (79) o Reino Unido (81,3). Y también está por detrás de otras regiones como Australia (72,4), Estados Unidos (72,6), India (76,2) o Singapur (84,1). En ´la lista de países analizados sólo supera a Japón, que tiene una puntuación mucho más baja (54,9).

Una información clave de este estudio es que las empresas europeas son, en términos generales, las más preparadas para analizar y gestionar los datos, y también las más conscientes de la importancia de estas capacidades. Según se indica este informe, el 72% de los directivos europeos afirma que los datos son muy importantes para su negocio. Mientras tanto, este porcentaje es muy inferior en Asia (60%) y Estados Unidos (52%).

Los expertos que han elaborado este estudio afirman que existe una relación directa entre la alfabetización de datos y los ingresos, pero muchas compañías no lo están teniendo en cuenta, a pesar de reconocer este hecho. En datos, las grandes empresas cuyos empleados tienen mayor conocimiento de la gestión de datos logran incrementar su valoración empresarial en un 5%, lo que se traduce en un aumento de las ganancias de hasta 475 millones de euros por encima de la media, que está en 9.522 millones de euros. 

Además, los analistas dicen que también existe una relación con otros índices del desempeño de las organizaciones, por ejemplo, con el margen bruto, el rendimiento sobre activos, el rendimiento sobre el capital y el rendimiento sobre las ventas. Pero esto no está modificando como debería la percepción de las empresas sobre la importancia del dato y de los esfuerzos que se deben hacer para potenciar su monetización. Por el lado de los trabajadores, solo el 24% de los profesionales se siente capaz de leer, trabajar, analizar y comunicarse con datos, siendo los únicos que pueden considerarse “alfabetizados en datos”. Y lo peor es que los líderes de la mayoría de organizaciones no están tomando medidas para ampliar este porcentaje, ni piensan tomarlas en un futuro próximo, dejando en manos de los empleados su formación para aportar más valor a la empresa.

Según el estudio, solo el 34% de las organizaciones ofrece formación a sus empleados, solo el 17% de ellas los anima a mejorar sus habilidades y solo el 36% de ellas está dispuesta a compensar económicamente a los empleados con mejores capacidades relacionadas con los datos. Mientras tanto, el 63% de las compañías opta por nuevas contrataciones de cara al futuro, en vez de potenciar el talento interno para sacar más partido a los recursos preexistentes en la organización, en contra del consejo de los principales expertos en tecnología empresarial.