Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de servicios tecnológicos se ve interrumpido por el coronavirus

  • Negocios

gestión servicios TI

La pandemia ha causado grandes pérdidas económicas a muchas empresas, que para reducir costes al máximo han recortado el gasto en servicios TI y servicios empresariales. Las últimas estimaciones de IDC indican que las pérdidas podrían ser más graves de lo previsto, y los ingresos podrían contraerse un 2,8% en 2020, aunque auguran un comportamiento mejor de cara a 2021.

Las empresas se han visto obligadas a reducir al máximo los gastos por el grave impacto que han sufrido a causa de la paralización económica que ha provocado el coronavirus. Y una de las áreas que se está viendo afectada es la de servicios profesionales y de TI, un mercado que enfrenta cifras desalentadoras para este año. Anteriormente, IDC había pronosticado una contracción del 1,1% en los ingresos de los proveedores de servicios, pero en su última actualización de su rastreados semestral esta cifra ha subido al 2,8%.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Aunque también se muestran ligeramente más optimistas en cuanto a la velocidad de recuperación el año próximos, y ahora han pasado de una previsión de crecimiento del 1,1% a un 1,4% para 2021.Estas estimaciones se basan en los datos aportados en mayo por la Unidad de Inteligencia de The Economist, que muestran una contracción del PIB mundial de en torno a un 4,4% en 2020, más del doble de sus estimaciones de marzo, lo que muestra cómo la recesión económica causada por la pandemia es más grave de lo que se pensaba en un principio. Y, de hecho, todo parece indicar que la recuperación llevará más tiempo que los optimistas seis meses que se creía.

Según IDC, por el dado de la oferta no cambiará la situación, ya que los proveedores han reforzado su capacidad para superar incluso posibles rebrotes del virus. Pero la demanda sí mostrará un descenso pronunciado, la que los clientes tradicionales recortarán sus previsiones de gasto en servicios en la mayoría de mercados internacionales, siguiendo la tendencia del PIB mundial de mayo, que se contrajo de forma notable.

El pronóstico de IDC es que los mercados en las Américas bajarán un 2,5% interanual en 2020, cuando en marzo se pensaba que cerrarían el año en plano. Y de cara a 2021 se espera que vuelva el crecimiento, con un 2% más de ingresos, y del 3% en los años siguientes. En Europa Occidental se espera una fuerte reducción del 5,2% este año, ya que es una de las regiones más afectadas por la pandemia, o al menos donde se han tomado medidas más radicales para paliar los efectos de la pandemia. Aunque, igualmente, en 2021 se espera un crecimiento del 1,5, que llegará al 2% en 2022.

Mientras tanto, en Medio Oriente y África se producirá una contracción de 5% en 2020, sobre todo debido al colapso del precio del petróleo. En Asia Pacífico se espera una reducción del 1,1% en 2020, cuando anteriormente se preveía un descenso del 1,9%. Esto tiene mucho que ver con que China lograría un crecimiento del 2,7% este año, compensando las pérdidas de otros mercados orientales tradicionalmente fuertes, como el japonés o el australiano. 

En opinión de Lisa Nagamine, gerente de investigación del Rastreador de Servicios Semestrales Mundiales de IDC, “en los últimos meses de cierres en todo el mundo, los proveedores de servicios han desplazado en gran medida las operaciones centrales de TI y negocios de los clientes a entornos de trabajo desde el hogar relativamente de la noche a la mañana sin mayores contratiempos”. Es su opinión, “esto demuestra aún más cuán adaptativos y resistentes pueden ser los vendedores y compradores en la era digital”.

En su conclusión, Xiao-Fei Zhang, director del programa de mercados y tendencias de servicios globales, afirma que desde IDC seguirán constatando que “el crecimiento del mercado de servicios supera el crecimiento del PIB, incluso durante una crisis como esta. La pandemia está frenando el gasto discrecional y frena muchos proyectos por ahora, pero esto se verá amortiguado por los servicios administrados y los contratos de servicios de apoyo que respaldan las operaciones centrales de grandes empresas y agencias gubernamentales”.