Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de servicios tecnológicos siguió creciendo en 2019

  • Negocios

HPE servicios

Por segundo año consecutivo desde 2017, los ingresos del mercado global de servicios TI y de servicios empresariales crecieron en 2019, a pesar de que la economía se relajó en ese tiempo. Los motivos parecen ser el sólido avance de la transformación digital en todo el mundo, una tendencia que este año se frenará en seco, y tardará en recuperarse.

El tejido empresarial en las principales regiones del mundo ha avanzado mucho en la transformación digital, lo que ha acelerado el crecimiento de los ingresos en el mercado de servicios empresariales y servicios TI en los últimos años. En 2017 esta tendencia era del 4% interanual, en 2018 del 4,2% y en 2019 el porcentaje creció al 5%. Esto sucedió a pesar de que el PIB se desaceleró a un ritmo de poco más del 3%. Esto hizo que las perspectivas del mercado fuesen muy positivas para 2020, una ilusión que pronto se ha visto truncada, a raíz de la llegada del coronavirus.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Ahora, los expertos de IDC creen que el mercado mundial de servicios se reducirá un 1,1% este año, y que probablemente crecerá tan solo un 1% el año que viene. Este pronóstico se basa en el de la Unidad de Inteligencia de The Economist, que pronostica un descenso del 2% en el PIB mundial este año. Y este descenso no será peor por la supuesta mejoría que se producirá durante la segunda mitad de 2020, tras fuertes descensos de los seis primeros meses.

Para los analistas de IDC, el impacto será menor en el lado de la oferta, sobre todo en el mercado de servicios empresariales. Esto se debe a que los proveedores están adoptando rápidamente las normas de seguridad y el trabajo a distancia para protegerse frente al coronavirus. Asimismo, el consumo de servicios online está aumentando por el distanciamiento social que se ha impuesto a raíz del coronavirus, abriendo nuevas oportunidades.

En cuanto a la demanda, los expertos prevén que la incertidumbre sobre la economía tendrá un impacto mucho mayor, impulsando una contracción del mercado de servicios TI y servicios empresariales. Según IDC, este efecto será más acusado en la región de EMEA, mientras que en América se contraerá ligeramente y en Asia Pacífico seguirá creciendo tímidamente. Este año, el mercado de las Américas descenderá un 0,2%, cuando en 2019 aumentó un 5,2%, y se espera que pueda comenzar a recuperarse el año que viene, con un posible aumento del 3%, sobre todo por el crecimiento que se espera en el mercado de Estados Unidos.

En EMEA el mercado caerá probablemente un 4,3% este año, cuando en 2019 creció un 4,4%, y los analistas de IDC creen que no volverá a estar en positivo hasta el año 2022, aunque habrá importantes diferencias entre cada subregión. Europa Occidental está enfrentándose a uno de los mayores impactos por el COVID-19, lo que va a generar una importante recesión. Algo similar sucederá en Europa Central y del Este, y se prevé que Rusia bajará un 20% por la fuerte disminución del precio del petróleo. Mientras tanto, Medio Oriente y África verá un descenso más moderado por el mismo motivo.

La región de Asia Pacífico frenará la tendencia de crecimiento que venía registrando en los últimos tiempos, y según IDC crecerá solo un 1,9% este año, cuando las anteriores previsiones para 2020 eran de un aumento del 5,5%. Este efecto será más acusado en China, donde se espera que el mercado crezca solo un 2,4%, tras el aumento del 7,9% del año pasado. Esto a pesar de que se prevé un repunte importante en la segunda mitad de 2020, después de la gran caída sufrida en los dos primeros trimestres.

Según comentó Lisa Nagamine, gerente de investigación del Rastreador de Servicios Semestrales de IDC, “la pandemia de COVID-19 es un shock de demanda en el mercado de servicios en todo el mundo. Pero presentará diferentes desafíos, así como oportunidades, a diferentes regiones, industrias, servicios ofertas, así como proveedores de servicios”. En opinión de Xiao-Fei Zhang, director del programa Global Services Markets and Trends, de IDC “también tendrá un profundo impacto a largo plazo en nuestra cadena de suministro global. Después de que se asiente el polvo, los proveedores de servicios pueden encontrar que su cartera de clientes ha cambiado, así como las prioridades de los clientes. Tendrán que realinear sus capacidades digitales a la nueva norma”.