Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Europa reducirá sus inversiones en TIC en 2020 a causa de la pandemia

  • Negocios

dinero_precio_monedas

A medida que los países de Europa aceleran sus protocolos de contención para detener la propagación del virus sus economías comienzan a sentir los efectos, lo que está teniendo un impacto en industrias como la tecnológica. Así, los planes de gasto en TIC de los países de la Unión están siendo revisados a la baja, y los expertos prevén que en 2020 las inversiones crecerán menos de lo previsto.

Anteriormente, las previsiones de gasto en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones dentro de la Unión europea indicaban que este año se invertiría un 2,8% más que en 2019. Ahora, a la luz de la paralización de la economía en los países de la región, a causa de las medidas contra el coronavirus, los expertos de IDC han revisado estas previsiones a la baja, y afirman que el crecimiento interanual de las inversiones en TIC sería de tan solo un 1,4%.

Esto ya se ha ido viendo en los primeros meses del año en diferentes países asiáticos, especialmente en China, y ahora Europa comenzará a sentir los efectos de las estrictas medidas de contención. Los consumidores y las empresas están dejando de invertir en TIC para minimizar los riesgos de contagio y para evitar inversiones precipitadas, que después podrían resultar poco rentables. Como consecuencia, los expertos prevén una desaceleración importante en el gasto tecnológico a lo largo de, al menos, la primera mitad de 2020, reduciendo a la mitad las cifras previstas para este año.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Como dijo en su último comunicado Thomas Meyer, de IDC Europa, “los vendedores y compradores de tecnología europea se están adaptando rápidamente a la interrupción y las condiciones de mercado extremadamente rápidas. En un escenario tan fluido, todavía es temprano para evaluar completamente el panorama general del impacto europeo de las TIC”. Ante esta situación, dijo que “IDC recomienda que todos los líderes tecnológicos recalibren sus estrategias. En casos de uso como la atención al paciente, así como la experiencia y proximidad de clientes, ciudadanos, estudiantes o empleados, esperamos ver una adopción acelerada de soluciones digitales”.

A su vez, Philip Carter, analista jefe de IDC Europe, comentó que “para ayudar a los proveedores y compradores de tecnología con su planificación de inversiones comerciales y tecnológicas a corto plazo, [en IDC] hemos desarrollado dos escenarios para Europa: uno probable en el que el alcance del coronavirus está ampliamente contenido en las próximas semanas, y uno pesimista, que considera un efecto dominó menos controlado a escala global”.

Sus previsiones menos alarmistas son las que reducen el crecimiento del gasto al 1,4% para este año, pero todavía no se descarta que la situación pueda empeorar, algo que solo se podrá ir determinando con exactitud a medida que se desarrolle la epidemia y se vea la efectividad de las medidas de contención y de estímulo de la economía. Para dijo Giorgio Nebuloni, de IDC Europa, “al tener una visión histórica amplia del gasto europeo en TIC en la última década, el impacto de la crisis COVID-19 aún no ha alcanzado los niveles de la crisis financiera 2007-2008. Sin embargo, representa la primera fuerte desaceleración en el crecimiento del gasto desde la crisis de la deuda europea en 2013-2014”.

Así, por ahora se prevé que los mercados de hardware se verán bastante afectados por el virus, ya que las empresas y los consumidores se sienten más inclinados a reducir su gasto en equipos. En cuanto a los servicios TI, se prevé que las empresas pospondrán las decisiones de compra para más adelante, y ralentizarán la ejecución de los proyectos que ya tienen en marcha. Mientras tanto, se prevé un impacto menos profundo en los mercados de software y telecomunicaciones, algunos segmentos se verán seriamente afectados, pero otros podrían experimentar un crecimiento inusitado, como es el caso de las soluciones de trabajo remoto, comunicaciones unificadas y colaboración, que son las herramientas que están permitiendo a muchas empresas seguir operando a pesar de las restricciones de movimiento que afectan a sus trabajadores.

Para Carla La Croce, analista de investigación senior de IDC Europe, “los factores que pesan sobre la inversión van desde una disminución en la demanda de los clientes hasta la ruptura de las cadenas de suministro. Sin embargo, hay áreas en las que crecerá el gasto. Existen soluciones específicas y casos de uso, como videoconferencias, suministro inteligente, chatbots y plataformas de aprendizaje electrónico, entre otros, que destacan cómo la tecnología puede ayudar a las empresas y las sociedades a enfrentar (y con suerte superar) estos nuevos desafíos”.

En cuanto al escenario más pesimista, los expertos de IDC quieren proporcionar una visión anticipada de hasta dónde podría afectar la crisis actual al gasto tecnológico dentro de la Comunidad Europea. Su apreciación actual es que el crecimiento podría reducirse a un mero 0,2% este año, y anticipan que el software podría ser la categoría más afectada por la crisis. Esto se debería a ciertos factores ajenos al sector de las TIC, como podría ser el cambio en el precio del petróleo, la caída del valor de las divisas de referencia o las dificultades de los gobiernos para pagar la deuda, así como a posibles mayores retrasos en diferentes cadenas de suministro y a la importante destrucción de empleo que se está dando e países como España, donde se están anunciando multitud de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).