Los Objetivos de Desarrollo Sostenible se integran en las estrategias ESG

  • Negocios

economia circular sostenibilidad

En los últimos dos años muchas empresas han integrado los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) en sus discusiones e informes ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). Esto muestra cómo la sostenibilidad está calando cada vez más entre las empresas, que perciben una relación más directa entre la reducción del impacto ambiental, la financiación y los resultados comerciales, lo que en los próximos años impulsará numerosos cambios organizacionales y tecnológicos.

Recomendados: 

Revista Digital IT Trends - La transformación del puesto de trabajo, nuevas necesidades de conexión, productividad y seguridad Leer

Tecnologías habilitadoras de un puesto de trabajo conectado, en movilidad e híbrido Webinar

Nuevas medidas de protección para un puesto de trabajo híbrido Webinar

Las empresas están comenzando a aceptar que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por las Naciones Unidas serán parte de la realidad del negocio a medio plazo, y en los dos últimos años han entrado a formar parte de las discusiones y los informes sobre factores y riesgos ESG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza). Según una investigación realizada por GlobalData, los objetivos que más se han tenido en cuenta en 2020 y 2021 son el ODS 8 y el ODS 13, centrados en el “trabajo decente y crecimiento económico” y en la “acción climática”, respectivamente.

Y los investigadores destacan que las empresas del sector de servicios financieros son las que más están siguiendo este camino, ya que su actividad tiene un impacto importante en muchos sectores de la economía y la sociedad. Según Rinaldo Pereira, analista de fundamentos comerciales de GlobalData, “los inversores están modificando su enfoque en torno a la financiación de empresas con menos o ningún ímpetu en los ODS, lo que ha afectado la forma en que las empresas ahora ven los ESG”.

Esto está llevando a muchas empresas a cambiar de enfoque para proporcionar mejores perspectivas a los inversores, y por ello en las discusiones e informes ESG se está hablando cada vez más de inversión en relación a ODS. Y Pereira dice que “las empresas que adoptan todos los aspectos de la acción ESG superarán a sus pares”.

Para los expertos la tendencia hacia un mayor cumplimiento con estos objetivos es muy clara, aunque por ahora el enfoque tiene más que ver con la disponibilidad de financiación por parte de los inversores que con un compromiso más serio con la sostenibilidad. Pero en los próximos años ambos conceptos seguirán convergiendo y las empresas implementarán estrategias para llevar estos objetivos de sostenibilidad a la práctica. Esto influirá decisivamente en la adquisición de tecnología y en la selección de proveedores de TI y servicios de todo tipo.

Otro dato interesante es que las empresas de capitalización de mercado más pequeñas son la que más están avanzando en la inclusión de los ODS en sus enfoques ESG, algo que responde a su necesidad de adaptarse a los futuros cambios a un ritmo que les permita seguir compitiendo con las más grandes. El primer campo de juego real de este cambio hacia la sostenibilidad se está produciendo en el área financiera, pero esto se propagará a otras áreas, afectando al modelo de consumo de TI, a los nuevos modelos de organización y trabajo y al progreso hacia una economía más circular, algo que están apoyando los gobiernos de regiones como la Unión Europea.