Los clientes de la nube buscan proveedores más comprometidos con la sostenibilidad

  • Cloud

Sostenibilidad

En los próximos años las empresas tendrán más en consideración los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en su ecosistema tecnológico, lo que afectará a la contratación de servicios en la nube. Conscientes de ello, los hiperescaladores están cambiando su enfoque para reducir sus emisiones de carbono y brindar a los clientes empresariales ofertas que les ayuden a cumplir con sus objetivos de sostenibilidad, una estrategia que influirá cada vez más en las decisiones de compra.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Muchas empresas están sumándose a una corriente en favor de la sostenibilidad, buscando formas de reducir su huella ambiental, y para ello están realizando informes ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) y priorizando modelos operativos y tecnologías más sostenibles. Esto está cobrando importancia en muchos países, y en Europa tiene cada vez más peso, ya que la propia Unión Europea se ha marcado unos objetivos de reducción de emisiones de carbono ambiciosos para esta década, y las empresas están respondiendo favorablemente.

Lo que antes era una cuestión de imagen corporativa se ha convertido en un factor a tener en cuenta a nivel de negocio, tanto por las ventajas planteadas para las empresas menos contaminantes en ciertos ámbitos como por la reducción de costes asociada a determinadas acciones sostenibles. Teniendo en cuenta que las organizaciones están migrando masivamente su infraestructura y aplicaciones a servicios en la nube, esta preocupación por la sostenibilidad se está trasladando a los proveedores, y ya se está viendo un cambio en estas grandes empresas en este sentido.

Según un informe publicado esta semana por Gartner, para el año 2025 las emisiones de carbono de los servicios en la nube a hiperescala se convertirán en uno de los tres criterios principales que determinarán la decisión de compra de los clientes de la nube. Sus investigadores destacan que desde 2017, más del 90% de las empresas han incrementado la inversión en programas de sostenibilidad, y esta tendencia continuará consolidándose en los próximos años.

Ed Anderson, vicepresidente de investigación de Gartner, explica que “los proveedores líderes de infraestructura en la nube y servicios de plataforma se están enfocando cada vez más en cómo pueden interrumpir los problemas comerciales, de cumplimiento, sociales y ambientales de más alto nivel”. Asegura que “los hiperescaladores están invirtiendo agresivamente en operaciones y entregas sostenibles en la nube, con la aspiración de lograr eventualmente emisiones netas cero dentro de lesta década, o antes”.

Desde Gartner esperan que en este tiempo haya una mayor disponibilidad de herramientas que permitirán a las organizaciones calcular mejor sus emisiones de carbono e identificar las posibles vías para reducirlas. Estas herramientas ayudarán a realizar un uso más eficaz de servicios en la nube, de una forma similar a como actualmente ayudan a optimizar el gasto derivado de estos servicios.

Actualmente los 10 principales proveedores de la nube representan alrededor del 70% del gasto en servicios de infraestructura, plataforma y aplicaciones cloud, y precisamente serán estas compañías las que más apostarán por reducir sus emisiones de carbono a través de estrategias e inversiones enfocadas en la sostenibilidad. Pero Anderson dice que “si bien esencialmente todos los proveedores de la nube tienen iniciativas de sostenibilidad, su progreso en el cumplimiento de los objetivos y estrategias de reducción de carbono para lograr emisiones netas de carbono cero varía enormemente”

Uno de los problemas que existen por ahora es que las métricas de sostenibilidad y las herramientas de ubicación de las cargas de trabajo todavía no están muy maduras y son poco transparentes, lo que dificulta a las empresas evaluar correctamente el impacto de su uso de la nube en la sostenibilidad de sus operaciones. Aunque prevé que a medida que todas las partes implicadas ejerzan más presión a las organizaciones para que sean más sostenibles, los proveedores de la nube más implicados en el cambio se esforzarán más por compartir públicamente su información interna sobre sostenibilidad.