Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Incluir más mujeres en trabajos digitales aumentaría el PIB europeo en 16.000 millones

  • Puesto de trabajo

Mujer con portátil

Esta estimación de la Comisión Europea es corroborada por el primer informe de la Asociación DigitalES sobre el papel de la mujer en los estudios y trabajos tecnológicos y digitales. Además, revela que en 2018 bajó el índice de participación femenina en estos campos en Europa, donde solo el 15,6% de los trabajadores con perfil técnicos son mujeres. Ante esta situación, la organización quiere impulsar las políticas que atraigan a las jóvenes estudiantes y profesionales hacia las áreas tecnológicas, equilibrando la balanza.

Todos los estudios señalan que las empresas y las instituciones vinculadas a las tecnologías adolecen de una importante carencia de talento femenino, pero esto se extiende, en general, a todos los trabajos digitales. Así lo muestra el reciente estudio “Mujeres en la economía digital en España 2018”, elaborado por la Asociación DigitalES y la consultora Quanticae, que ha analizado el índice de participación de las mujeres en las áreas de estudio y en los trabajos vinculados a las tecnologías y a los ámbitos digitales.

Las cifras es este informe indican que el sector tecnológico y digital en España (y también en Europa) está sufriendo un problema de escasez de talento en general, que es más acusado si se considera a participación femenina. Concretamente, el porcentaje de mujeres con perfiles técnicos en el sector tecnológico es de solo el 15,6%. Este importante desequilibrio está siendo poco a poco corregido en ciertos ámbitos como el de la enseñanza, pero continúa siendo un problema serio en el ámbito empresarial.

Como señaló Eduardo Sierra, presidente de DigitalES, “aunque en las universidades ya hemos alcanzado paridad, el sector tecnológico y digital está muy atrás en representación femenina”. Y Carmen Calvo, vicepresidenta de la Asociación, añadió que “tenemos que estar atentas para resolver las injusticias que heredamos de los roles tradicionales. La perspectiva de género lo es también de justicia, no de cambio en los privilegios”. Por ello, desde esta organización abogan por apoyar las nuevas leyes que fomentan la igualdad para impulsar una tendencia que permita romper las barreras actuales y equilibrar el papel de la mujer en las áreas tecnológicas y digitales.

En este este estudio también subrayan las estimaciones de la Comisión Europea sobre la influencia que puede tener incrementar la participación de las mujeres en el mercado de trabajo digital, según las cuales esto podría incrementar el PIB europeo en hasta 16.000 millones de euros. Pero este estudio señala que en España se está produciendo “un preocupante retroceso en la participación de la mujer en uno de los sectores económicos más trasversal y trascendente para la economía, cuyos efectos perversos sobre el empleo o la desigualdad podrían verse agravados si la mitad de la población en su conjunto, y más de la mitad de la población universitaria, no forman parte de él”.

En concreto, se ha comprobado que en el ámbito estudiantil solo el 3% de las mujeres tituladas con estudios superiores lo han hecho en áreas consideradas tecnológicas. Y en términos generales, solo un 14,6% de los titulados en estudios tecnológicos, en todos los niveles, son mujeres. Según informan los responsables de este estudio, esta situación se está trasladando al ámbito laboral, donde los sectores tecnológicos tienen unos salarios un 20% superiores a los de otros sectores, y donde las mujeres pueden ganar un 3,1% más que en puestos similares de otros campos. Esto constituye una importante brecha salarial que debe ser combatida, pero el estudio señala que en el sector tecnológico es de un 8,9%, frente al 14,2% que se ha registrado en el resto de sectores.