Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector público redujo un 7% su gasto en impresión durante 2018

  • Puesto de trabajo

impresion seguridad 2

Las administraciones públicas están cambiando el modelo de contratación de servicios de impresión, abandonando la contratación centralizada para adoptar licitaciones abiertas y adjudicaciones. Esta estrategia ha dado como resultado un descenso del 7% en el gasto total dedicado a los proyectos de impresión.

Según indica el último informe realizado por la plataforma online de análisis y consultoría AdjudicacionesTIC, que informa sobre la relación entre las empresas y las Administraciones Públicas en España, en términos generales los gobiernos han reducido un 7% su gasto en servicios de impresión durante 2018. Este estudio apunta a que el principal motivo es la finalización en julio del acuerdo marco 05/2013 de la Dirección General de racionalización y Centralización de Contratación. Esto causó una parada total en las compras, que pasaron de más de 21 millones de euros en 2017 a 4,3 millones en 2018, lo que supone un 79,8% menos que el año anterior.

Los expertos afirman que, de no haberse acabado el acuerdo, el gasto habría superado al de 2017. En compensación a este gran descenso, las adjudicaciones de servicios de impresión crecieron hasta 642, un 24,1% más que en 2017, y las licitaciones abiertas crecieron en torno a un 10,2%, aunque estas subidas no lograron compensar totalmente las pérdidas en las contrataciones centralizadas.

AdjudicacionesTIC indica que durante el primer trimestre de 2018 se concentró el 44% de toda la inversión realizada a lo largo de 2018, para ajustarse al plazo restante de la antigua Ley de Contratos del Sector Público, y fue en marzo cuando se realizaron los mayores gastos mensuales de los dos últimos años. En cambio, durante el cuarto trimestre de 2018 las inversiones descendieron bruscamente, hasta quedar por debajo de los 13 millones de euros, siendo la cifra trimestral más baja de los dos últimos años.

Los proyectos de digitalización fueron los que encabezaron el gasto en el mercado de impresión, superando los 28 millones de euros, seguidos de los servicios de impresión o de pago por uso, con otros 28 millones, y por las inversiones en equipos, con más de 23 millones de euros. Estos tres segmentos acapararon el 76% de la inversión total de 2018.

En el informe de AdjudicacionesTIC señalan que “Los servicios gestionados de impresión y la transformación digital están cobrando cada vez más relevancia en todas las empresas, tanto públicas como privadas. Hasta hace pocos años, el parque de impresoras de una compañía u organismo era el concepto olvidado del ámbito tecnológico; nadie reparaba en los gastos que conllevaba, ni por supuesto, en la importancia de realizar una buena gestión de los documentos que se imprimían, pero todo eso ha cambiado”.

De cara a este año, añaden que “Ahora mismo, nos encontramos en un año de transición a la espera de la adjudicación del nuevo acuerdo marco que posibilitará el despliegue de nuevos equipos y servicios de impresión”. Y puntualizan que existen más de 300 proyectos que tienen un monto superior a 50 millones de euros que vencerá en 2019, por lo que durante este año se prevén más cambios en el flujo de inversiones públicas en el mercado de impresión.