Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crece la preocupación entre los líderes mundiales por los riesgos que supone la tecnología

  • Seguridad

Seguridad riesgo

El último WEF Global Risk 2019 Report, elaborado por el Foro Económico Mundial, sitúa el fraude, el robo de datos y los ciberataques entre los cinco principales peligros globales para este año. Por ello, los líderes mundiales están cada vez más preocupados por los riesgos que plantea el avance tecnológico para la sociedad, que se están volviendo cada vez más complejos y difíciles de controlar.

Con el rápido avance tecnológico en numerosos campos, los riesgos para las personas y las organizaciones se multiplican a gran velocidad, y son cada vez más difíciles de identificar y prever. Como indican los datos del último informe WEF Global Risk 2019 Report, creado por el Foro Económico Mundial (WEF), el fraude, el robo de datos y los ciberataques se sitúan entre la tercera y la quinta posición en el ranking de riesgos globales para 2019. Según dijo Borge Brende, presidente del WEF, antes de la cumbre anual de Davos, “Estamos viendo que los riesgos complejos e interconectados aumentan a nivel mundial. Es difícil exagerar la confianza que tenemos en la tecnología. Nuestras sociedades en red son muy vulnerables”.

En sus declaraciones señaló ejemplos como la interrupción que se produjo en el aeropuerto de Gatwick a finales del año pasado por alertas de la presencia de aviones no tripulados, y lanzó la pregunta de si la comunidad internacional está verdaderamente preparada para combatir el mal uso de las tecnologías. Afirmó, además, que el WEF está viendo y analizando estos riesgos, ya que consideran que estamos “entrando en un territorio inexplorado”. Por ello, esta organización ha abierto un centro de seguridad cibernética, en el que se estarían tratando de desarrollar estándares tecnológicos seguros.

Y, en su último estudio de riesgos globales, Aengus Collins, responsable de riesgos globales y agenda geopolítica del WEF y principal autor del informe, afirmó que la tecnología está avanzando más deprisa de lo que la sociedad puede asimilar, en términos de seguridad. Y una de las áreas más importantes en cuanto a la evaluación de riesgos futuros es la Inteligencia Artificial, ya que las máquinas están cada vez más capacitadas para reconocer, responder y manipular las emociones humanas.

Otro de los campos que preocupa especialmente al WEF es la manipulación de la información, y cómo podría afectar esto si se aplica a tecnologías como la realidad virtual. En este sentido, dos tercios de las personas encuestadas para elaborar este informe dijeron que esperan que este riesgo aumente en 2019.

En cuanto a lo crecientes peligros que suponen los ciberataques, se está instalando una corriente que afirma que, aunque se debe trabajar en la parte de la prevención, dado que es inevitable sufrirlos, es casi más importante dedicar energías a la respuesta frente a los ataques cibernéticos. Asimismo, la solución a los problemas de ciberseguridad, y también a los riesgos globales relacionados con el cambio climático, que ocupan los tres primeros puestos del ranking de la WEF, pasa por invertir en nueva infraestructura, más segura y a la vez más respetuosa con el medio ambiente.