Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas europeas aumentan el gasto en soluciones de seguridad

  • Seguridad

seguridad-generica

Se prevé que las inversiones en la región aumentarán un 8,3% durante este año, en una tendencia que continuará durante los próximos años, impulsada por las crecientes ciberamenazas a las que se enfrentan las organizaciones. Los sectores más destacados en este mercado serán a banca, la fabricación discreta y de procesos.

Los pronósticos de IDC sobre el mercado de soluciones de seguridad en Europa son que en 2019 crecerá un 8,3% interanual hasta alcanzar 27.300 millones de dólares. Esta tendencia se mantendrá en los próximos años debido a las fuertes inversiones que se realizarán tanto en tecnologías emergentes como tradicionales. El pronóstico de los analistas es que este mercado crecerá a una tasa interanual compuesta del 7,2% entre 2018 y 2022, cuando se llegará hasta 33.600 millones de dólares.

Las inversiones combinadas de las tres industrias más destacadas, que serán la banca, la fabricación discreta y la fabricación de procesos superarán en 2019 los 9.000 millones de dólares, un tercio de la previsión total. Otros sectores que incrementarán sus inversiones en soluciones de seguridad serán los servicios profesionales, los gobiernos locales, federales y centrales y el comercio minorista, que invertirán cada uno más de 1.500 millones de dólares.

IDC señala que durante 2018 las industrias que más rápido han crecido han sido la asistencia sanitaria (9,4%), la fabricación discreta y los servicios profesionales (9% cada una). Y, de cara al período 2018-2022, los crecimientos más destacados se darán en los gobiernos federales y centrales (8% CAGR), en la fabricación discreta (7,8% CAGR) y en la industria de “Utilities” (7,7% CAGR).

Según indicó Neli Vacheva, gerente de investigación de IDC para el área de Customer Insights and Analysis, “Regulaciones como GDPR, PSD2 y la Directiva NIS influyeron en las inversiones de seguridad de TI en Europa en 2018 y seguirán configurando prioridades en 2019. Mientras que la banca, los servicios profesionales, el gobierno y las industrias minoristas aprovecharán las inversiones de TI principalmente para abordar la pérdida de datos y la prevención de fugas, la fabricación, la asistencia sanitaria y los servicios públicos prestarán especial atención al cumplimiento”.

Las previsiones de IDC son que durante este año más de la mitad del gasto en seguridad en Europa provendrá de los servicios (14.800 millones de dólares), seguidos por el software (8.600 millones) y el hardware (3.900 millones). Y, dentro de los servicios, los segmentos más importantes serán el de servicios de seguridad administrados (5.800 millones) y los servicios de integración (5.400 millones), donde destacará la necesidad de acceder a servicios de seguridad personalizados y actualizados constantemente.

En cuanto al crecimiento por segmentos durante este año, los servicios de seguridad administrados aumentarán un 14,2% interanual, muy por encima de la media. A continuación, se situarán los servicios de consultoría relacionados con la seguridad (9,4%). Por su parte, el gasto en software de análisis de seguridad, inteligencia, respuesta y orquestación (AIRO) crecerá un 11,2%, y el software de identidad y confianza digital un 9,8%. Y, de cara al período 2018-2022 las categorías en las que más rápido crecerá el gasto serán las mismas, que registrarán aumentos del 12,3% (CAGR) y del 10,1% (CAGR), respectivamente.

Según comentó Mark Child, gerente de investigación de Seguridad Europea de IDC, “Las inversiones en rápido aumento en segmentos clave de soluciones de seguridad son una respuesta a las principales tendencias que configuran no solo el espacio de seguridad sino todo el contexto de los negocios digitales. El panorama dinámico de amenazas y la carga de seguridad operacional están exacerbando la escasez de habilidades de seguridad e impulsando a las organizaciones a adoptar servicios de seguridad administrados”.

Añadió que “Al mismo tiempo, la creciente sofisticación de la seguridad del software AIRO permite a las organizaciones hacer un mejor uso de la inteligencia generada por ambos su monitoreo interno y fuentes externas para facilitar la automatización y mejorar las respuestas de seguridad, agilizando la gestión de incidentes. Estas tendencias ayudan a las organizaciones de toda Europa a mantenerse al tanto de los desafíos de seguridad en evolución a medida que avanzan a través de las transformaciones digitales”.

El informe de IDC muestra que el 90% del mercado europeo de seguridad en 2019 se basará en el gasto proveniente de Europa Occidental, que llegará hasta los 24.700 millones de dólares, y menos del 10% será de organizaciones de Europa Central y del Este (2.600 millones). Y los países que encabezarán el ranking de inversiones en soluciones de seguridad serán Reino Unido (6.400 millones, Alemania (4.900 millones) y Francia (3.500 millones). La banca será el principal cliente en UK y Francia, mientras que en Alemania destacará especialmente el sector de la fabricación discreta. Pero IDC destaca que el crecimiento más rápido entre 2018 y 2022 se producirá en República Checa (10% CAGR) y Rusia (8,6% CAGR).