Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los gobiernos incrementarán su gasto en nuevos sistemas de seguridad física y digital

  • Seguridad

seguridad tarjeta identificacion

Se espera que el gasto gubernamental en tecnologías de seguridad física y digital continúe creciendo hasta 2023, cuando podría superar los 11.000 millones de dólares. Según los expertos, los principales motores de este crecimiento son la creciente preocupación por la seguridad en los gobiernos y la importante innovación que se ha aplicado en el sector de la seguridad.

Un estudio reciente elaborado por ABI Research indica que la base global de credenciales inteligentes y heredadas aumentará desde las 9.800 millones registradas 2018 hasta 11.500 millones para el año 2023. Los expertos dicen que con el incremento de las tasas de viajes internacionales y la creciente preocupación de los gobiernos por el control de las fronteras y por la protección de los datos de los ciudadanos, se están desarrollando varias tendencias regionales importantes, que impulsarán el mercado de sistemas de seguridad física y digital.

A esto se suma la gran innovación que se ha dado en el sector, gracias a la introducción de nuevas tecnologías de identificación y certificación digital, que están convenciendo cada vez más a los gobiernos. Según dijo Sam Gazeley, analista de seguridad digital de ABI Research, “Cuando se trata de regiones, están surgiendo tendencias identificables en lo que respecta a los objetivos que persiguen los programas de credenciales. En los países africanos, existe un claro enfoque en proporcionar identificaciones nacionales que tengan funcionalidad de pago, brindar inclusión financiera a una población mayoritariamente subbancarizada y aumentar el comercio entre los países dentro del bloque comercial de la IGAD”.

Sobre América Latina, dijo que “hay una tendencia hacia la emisión de programas de licencias de conducir inteligentes, encabezada por Brasil. Un proyecto innovador que abarca una credencial física inteligente, junto con un compañero de licencia de conducir móvil. En América del Norte, los desarrollos en Real ID, a raíz de la legislación de identidad, han impulsado una búsqueda de credenciales escrupulosas emitidas por los ciudadanos”.

El estudio de ABI Research incluye un pronóstico de que el envío de tarjetas inteligentes se incrementará desde 618,8 millones en 2018 hasta 732,7 millones en 2023, gracias a diversos programas de credenciales que están en marcha o se iniciarán en estos años. Y para entonces, se espera que el 44% de todas las credenciales en el mundo tengan un “formato inteligente”. En este contexto, las identificaciones de tipo nacional acapararán un gran porcentaje de los envíos globales, pasando de los 440 millones registrados en 2018 a 490 millones en 2023. ABI Research destaca los proyectos gubernamentales a gran escala que se han iniciado en Ghana, Zambia, Nigeria, Kenia e Italia, así como el despliegue de credenciales electrónicas e Japón, Filipinas y otros países.

Según dijo Gazaley, “Los proveedores que ya están bien posicionados y establecidos dentro del mercado de identificación gubernamental podrán aprovechar los avances tecnológicos innovadores en las credenciales de los ciudadanos para generar mayores ingresos y disminuir los costos de producción. El uso del policarbonato como material puede brindar mayores características de seguridad física, y los asistentes móviles y derivados de los documentos físicos brindan una solución conveniente para los ciudadanos, al tiempo que mejoran las relaciones entre los ciudadanos y el gobierno”.