Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas siguen sin cumplir plenamente con la normativa GDPR

  • Seguridad

GDPR empresa

Un reciente estudio indica que poco más de una cuarta parte de las empresas cumple totalmente con el reglamento general de protección de datos europeo. Esto se debe a que muchas organizaciones han sobreestimado sus capacidades para hacer frente a los retos de protección de datos que impone la ley, a pesar de que las autoridades dejaron suficiente tiempo para que se preparasen.

Según una investigación reciente de la firma Capgemini, más de un año después de la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) la mayoría de las empresas de la región no son capaces de cumplir con la ley. Los datos indican que actualmente solo el 28% de las grandes empresas cumple al 100% con la normativa GDPR, y solo un 30% afirma estar cerca de poder hacerlo.

Pero el año pasado, justo antes de la entrada en vigor de la ley, las perspectivas eran mucho más optimistas, ya que un 78% de las empresas afirmaba estar en condiciones de cumplir plenamente con la ley. Esto muestra que los líderes de las organizaciones han sobreestimado su capacidad para afrontar los cambios que impone la nueva regulación.

En España, las cifras son similares a la media europea, aunque entre las grandes empresas del país la tasa de cumplimiento con la GDPR es del 21%. El 38% de los entrevistados por Capgemini afirman que no pueden cumplir con la ley debido a las dificultades que entraña la aplicación de las nuevas normas con sus sistemas heredados. Un 36% señala la complejidad de los requisitos que impone GDPR, mientras que para un 33% el problema se encuentra en el elevado coste que supone cumplir con la ley.

Pero, mientras que todas estas empresas no se han adaptado completamente a la normativa, la que sí lo han hecho están logrando beneficios. Por ejemplo, un 92% afirma haber ganado ventajas competitivas, mientras que solo un 28% esperaba conseguir este beneficio. Además, un 91% afirma que conseguiría ventajas en materia de ciberseguridad, un 87% en sistemas tecnológicos, un 89% en la transformación de la organización, un 84% en el nivel de confianza de los clientes, un 81% en la reputación y la imagen de marca y un 79% en la motivación de los trabajadores.

Las perspectivas de lograr estas mejorías están contribuyendo a que las empresas destinen más recursos para adaptarse a la ley. Según Capgemini, de cara al año que viene 4 de cada 10 empresas afirman que dedicarán más de 1 millón de dólares a la consultoría legal para adaptarse a GDPR, y un 44% dedicará un presupuesto similar a la actualización tecnológica, para acabar con una de las barreras que está frenando la adaptación para muchas organizaciones.