Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nuevo marco para la regulación de la sociedad digital

  • Negocios

Leyes justicia

La legislación actual no está preparada para enfrentarse a los cambios que impone el desarrollo digital en el que se ha embarcado la sociedad en su conjunto, tanto los ciudadanos como las empresas y los gobiernos. Por ello, los expertos de Gartner afirman que es fundamental desarrollar un nuevo marco para la regulación de la sociedad digital, y proponen ideas para ayudar en este cambio.

Constantemente se producen avances en el universo digital que nos rodea, que se encuentran cada vez más fuera del ámbito de las leyes. Ejemplos de ello se pueden ver en cosas como la protección de la privacidad de las personas, o los marcos legales que permiten o no los negocios digitales entre países, o las transacciones de información y dinero entre personas y empresas de diferentes regiones. También en cómo los gobiernos pueden abordar los problemas que generan las grandes empresas tecnológicas. Por ejemplo, los casos de violaciones de privacidad o de uso malintencionado y fraudulento de los datos personales protagonizados por Facebook y diferentes empresas de servicios en la nube.

Ante esto, los expertos de la consultora Gartner ha analizado la situación y cómo las regulaciones actuales en la mayoría de países están viéndose superadas por la complejidad creciente de lo digital. Y, como otros expertos, opinan que es fundamental proteger los intereses de las personas y las organizaciones, pero a la vez es muy importante no frenar el desarrollo y la innovación tecnológica.

En palabras de Mark McDonald, vicepresidente de investigación de Gartner, “La confianza en las instituciones digitales como las redes sociales ha disminuido, las preocupaciones sobre la protección de datos y la privacidad están creciendo, y el activismo de los empleados y las empresas está aumentando. Estas y otras preocupaciones apuntan a la interrupción del actual sistema de regulación digital, basado en la autorregulación y la necesidad de nuevos enfoques”.

Claramente, la sociedad y las empresas avanzan en el ecosistema digital mucho más deprisa que las leyes, por lo que los reguladores tienen mucho trabajo pendiente para que los gobiernos puedan controlar la situación. Desde Gartner afirman que en vez de unas pocas leyes que traten de abarcarlo todo, sería mejor usar un enfoque que combine reglas para distintas áreas temáticas, y que los reguladores se involucren más en el análisis constante de la situación para organizar, evaluar y desarrollar reglas con enfoques más claros y directos, que permitan abordar nuevos problemas con rapidez y efectividad.

Y Gartner identifica cuatro niveles principales de la sociedad digital, que se apoyan en una subestructura de capacidades comerciales, de comunicaciones y tecnológicas, en general:

Sociedad digital: abarca la suma de las interacciones, la información, el valor y las prioridades generadas entre personas, organizaciones y cosas ante la interconexión del mundo físico y el digital.

Plataformas digitales: Se trata de conjuntos de negocios digitales que forman cadenas de valor de alcance global. Estas plataformas atraen a los consumidores y a los vendedores para realizar transacciones relacionadas con un conjunto específico de servicios digitales.

Negocio digital: nuevos modelos de negocio que permiten conectar a personas, empresas y objetos para generar ingresos, mejorar la eficiencia, la seguridad y la calidad en los productos y servicios.

Infraestructura de la sociedad digital: según Gartner, esto abarca las instituciones y los elementos fundamentales que componen el mundo físico y el digital, incluyendo la infraestructura física crítica y la ciberinfraestructura.

Como dijo McDonald, “El reconocimiento de estas capas dentro de la sociedad digital brinda a los reguladores y a la sociedad un marco para colocar nuevas herramientas y opciones. Las reglas pueden ser específicas para cada capa. Por ejemplo, la legislación GDPR de la UE, un ejemplo del nivel de Infraestructura de la Sociedad Digital, es muy específica con respecto al manejo de la información personal y los derechos de las personas a esa información. Es una regla que es fundamental y se aplica a todos los niveles superiores”.

Además, dijo que “Alternativamente, existen reglas relacionadas con las prácticas de marketing digital en el nivel de negocio digital. De esta forma, los niveles proporcionan una estructura para organizar, evaluar, identificar brechas y desarrollar regulaciones y reglas de manera coherente”. Y terminó su informe afirmando que “Independientemente de cómo se enfoquen las regulaciones, queda una cosa. La elaboración de normas se beneficia de una diversidad de contribuciones y debates. La contribución constructiva requiere comenzar con un entendimiento compartido; en este caso, un marco para la regulación digital”.