Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumentan los ataques de ransomware destinados al sector sanitario

  • Seguridad

Hospital Uster medico

La Interpol ha detectado un crecimiento alarmante en los ataques de ransomware destinados a los hospitales y otras infraestructuras de la industria sanitaria. Por ello, recomiendan a las autoridades competentes extremar las precauciones y concienciar a los trabajadores de que deben seguir los consejos de buenas prácticas en el uso de la tecnología para minimizar los riesgos.

El ransomware es a de las herramientas preferidas por los ciberdelincuentes en la actualidad, ya que les permite secuestrar sistemas informáticos y pedir un rescate. Y hay versiones de este tipo de malware que permiten hacer mucho más. El riesgo más grande del ransomware proviene de errores que son fáciles de cometer por los propios usuarios, que pueden recibir correos electrónicos maliciosos y activar el malware que contienen por error.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Ahora, la Interpol acaba de emitir una alerta de seguridad informando de que se está produciendo un alarmante aumento del rasomware destinado especialmente al sector sanitario, con el que los ciberdelincuentes ponen en riesgo a continuidad de los servicios en hospitales y otros centros médicos. Esto se ha detectado desde el comienzo de la pandemia del COVID-19 pero, al parecer, en las últimas semanas los intentos de ataque se han incrementado.

La agencia de policía internacional informa que la vía de propagación principal de estos patógenos digitales sigue siendo el correo electrónico, y recomiendan prestar mucha atención a cada email recibido, y abrir solo aquellos que provengan de fuentes de confianza. Al mismo tiempo, es importante manejar con cuidado los correos electrónicos reenviados, aunque provengan de un remitente confiable. Según Interpol, estos emails fraudulentos tratan de parecerse a comunicaciones oficiales de los organismos públicos o de instituciones de investigación. Y generalmente contienen consejos falsos sobre el coronavirus y archivos adjuntos infectados.

Como comentó en su comunicado Jürgen Stock, secretario general de la Interpol, “a medida que los hospitales y las organizaciones médicas de todo el mundo trabajan sin parar para preservar el bienestar de las personas afectadas por el coronavirus, se han convertido en objetivos para los ciberdelincuentes despiadados que buscan obtener ganancias a expensas de los pacientes enfermos. El bloqueo de los hospitales fuera de sus sistemas críticos no solo retrasará la rápida respuesta médica requerida durante estos tiempos sin precedentes, sino que podría conducir directamente a la muerte”. Ante esta situación, afirmó que “Interpol continúa respaldando a sus países miembros y brindando la asistencia necesaria para garantizar que nuestros sistemas de salud vitales permanezcan intactos y que los criminales que los atacan rindan cuentas”.