Nuevas tecnologías para los servicios financieros y la banca

  • Software y Apps

digitalizacion banca

Los bancos y servicios de inversión se encuentran en plena transformación, adoptando nuevas tecnologías y modelos de negocio para enfrentarse a los retos que conlleva la digitalización. Los expertos de Gartner destacan las tres tendencias tecnológicas que ganarán fuerza a lo largo de este año, introduciendo nuevas capacidades que impulsarán la competitividad y la eficiencia de cara al futuro.

La industria financiera está evolucionando mucho para satisfacer las nuevas necesidades de los clientes digitales, y buscando formas de incrementar la eficiencia y los beneficios ante la gran competencia que están generando las Fintech y otros servicios nativos digitales que ganan usuarios día a día. En 2022 los servicios bancarios y de inversión realizarán importantes avances en el ámbito digital, y los expertos de Gartner han identificado las tres principales tendencias que guiarán estos cambios en los próximos dos o tres años. Estas serán la incorporación de inteligencia artificial generativa, los sistemas autónomos y la computación enfocada a mejorar la privacidad, claves para impulsar el crecimiento y la transformación de esta industria.

En su informe, Moutusi Sau, vicepresidente analista de Gartner, dice que “si bien el crecimiento es la principal prioridad, la necesidad de administrar el riesgo, optimizar los costos y aumentar la eficiencia también requiere nuevas innovaciones tecnológicas”. Explica que la IA generativa permitirá a los CIO de los bancos ofrecer nuevas soluciones tecnológicas para incrementar los ingresos. Por su parte, los sistemas autónomos y la computación para mejorar la privacidad tendrán importantes beneficios a largo plazo, proporcionando nuevas opciones para la transformación comercial en los servicios financieros.

Las cifras que incluye este informe destacan que el gasto de las empresas del sector en TI crecerá un 6,1% este año, alcanzando los 630.000 millones de dólares. De ellos, el 42% (264.000 millones) corresponderá a consultoría y servicios administrados. Pero la categoría en la que más se incrementará el gasto será la de software, en la que se incrementará la inversión en un 11,5%, alcanzando los 149.000 millones de dólares. Dentro de este campo se ubican las tres tendencias que destacan los expertos de Gartner, y que incrementarán su influencia en el negocio en el futuro.

Inteligencia artificial generativa

Según Gartner, para el año 2025 el 20% de todos los datos de prueba para casos de uso orientados al consumidor se generarán de forma sintética. Esto se basa en el uso de la inteligencia artificial generativa, que es capaz de aprender una representación digital de artefactos a partir de datos, generando nuevas creaciones innovadoras similares a las originales, pero que no son idénticas. Esto ya se está utilizando desde hace años en otros ámbitos, como el diseño generarivo impulsado por IA en la industria manufacturera.

En el ámbito de los servicios bancarios y de inversión se aplicarán redes antagónicas generativas (GAN) y generación de lenguaje natural (NLG) para la mayoría de escenarios de detección de fraude, predicción comercial, generación de datos sintéticos y modelado de factores de riesgo. Estas tecnologías tienen un enorme potencial para elevar el nivel de personalización a nuevas cotas de cara al futuro.

Sistemas autónomos

Se trata de sistemas físicos o software autogestionado capaz de aprender automáticamente de sus entornos y modificar dinámicamente sus propios algoritmos en tiempo real. Así logran optimizar su comportamiento en ecosistemas complejos de forma autónoma, y crean un conjunto ágil de capacidades tecnológicas que admiten nuevos requisitos y soluciones, optimizan el rendimiento y aumentan la capacidad para defenderse de ataques, sin necesidad de la intervención humana.

Como explican en Gartner, en el contexto de la banca, actualmente estos sistemas autónomos se basan sobre todo en software, pero están surgiendo los primeros robots humanoides en sucursales inteligentes, que gracias a las nuevas capacidades de software de IA son capaces de atender a los clientes, que podrían emplearse en la gestión automática de deuda, como asistentes de finanzas personales y en la concesión de préstamos automatizados.

Un dato cuanto menos curioso que recoge este informe es que, para el año 2024, el 20% de las organizaciones que venden sistemas o dispositivos autónomos requerirán que los clientes renuncien a las disposiciones de indemnización relacionadas con el comportamiento aprendido de sus productos. Esto podría ser una barrera que limite la adopción entre el sector, ya que podría mermar la confianza en esta nueva generación de sistemas automatizados.

Computación enfocada a mejorar la privacidad

En el ámbito de la banca y la inversión la privacidad es un tema capital, y en la era digital este tipo de servicios maneja más información de sus clientes que nunca, por lo que están y estarán sometidos a regulaciones cada vez más estrictas. En este sentido, la computación para mejorar la privacidad (PEC) garantiza el procesamiento de los datos personales en entornos no confiables, una cuestión clave para el sector. Para ello emplea diversas técnicas de protección de privacidad que permiten extraer conocimiento y valor de los datos garantizando el cumplimiento con las normativas vigentes.

Los investigadores de Gartner pronostican que para el año 2025 el 60% de las grandes empresas de servicios bancarios y de inversión utilizará una o más técnicas informáticas de mejora de la privacidad en las tareas de análisis, business intelligence o computación en la nube. Y semana que la adopción de PEC seguirá aumentando en el ámbito de los servicios financieros, aplicándose a casos de uso como el análisis de fraude, las operaciones de inteligencia, el intercambio de datos y la lucha contra el blanqueo de dinero.